Cómo son los niños superdotados

Poder reconocer a un niño superdotado no es para nada sencillo. Cuando los padres comienzan a darse cuenta de que algo pasa con el pequeño, ya ha pasado mucho tiempo o al menos los primeros años de los niños. Además, un niño superdotado no tiene por qué sobresalir en la escuela ni mucho menos… en muchas ocasiones, estos niños se aburren en clase y tienen un comportamiento poco adecuado e incluso, sacan malas notas porque no les apetece estudiar cosas que les aburren.

También puede ocurrir que un niño superdotado muestre todo su potencial y entonces, sea más fácil detectarle, pero esto no siempre es así ni tampoco tan sencillo. Por eso, si piensas que tu hijo puede ser un niño superdotado, no te pierdas estos rasgos más característicos para saberlo y que además, puedas decidir si finalmente es mejor llevarlo a un psicólogo educativo para que pueda pasarle las pruebas necesarias.

Son intelectuales

Los niños superdotados tienen un gran vocabulario porque les gusta leer (temas que les interesen). Además también tienen una gran habilidad para resolver problemas, tienen mucha curiosidad por su entorno y por las cosas que no entienden… Son niños que son capaces de aprender grandes cosas por su cuenta porque son grandes observadores.

Tienen muchos intereses, aprenden a leer pronto y tienen una memoria excelente. Pero si hay algo que llama mucho más la atención a los adultos de estos niños, es su capacidad de pensamiento crítico. Les gusta poner en duda todo lo que no entienden hasta que son capaces de entenderlo.

Son creativos y aventureros

Los niños superdotados son personas creativas y aventureros (en el sentido que asumen riesgo e iniciativa para conseguir aquellas cosas que les gusta o les interesa). Son capaces de crear ideas nuevas e interesantes, pueden resolver problemas de varias formas diferentes, suelen hacer muchas preguntas y tienen un sentido del humor que no todo el mundo es capaz de entender.

Además, tienen una gran capacidad de concentración cuando están haciendo algo. Son persistentes, tenaces y hasta que no consiguen una meta que tengan en la cabeza no paran. Eso si, esto es así cuando el niño superdotado ha superado la posible frustración y no se ha convertido en un niño vago.

Dentro de los rasgos creativos podemos encontrar una faceta artística que es necesario comentar porque puede ser difícil de identificar. Tienen una imaginación desbordante, no necesitan nada para estimular esta imaginación… es capaz de dibujar bien a los dos años y de escribir a los 4.

Son líderes innatos

Los niños superdotados pueden ser líderes. Les gusta dominar la situación y tener responsabilidades. Suele gustar a sus iguales, son niños organizados, confiados en los demás, con pensamientos más maduros en relación a la edad que tenga. además, tienen un agudo sentido de la justicia y de las injusticias.

Tienen unos gustos muy claros en los intereses académicos

A los niños superdotados tienen unos gustos muy claros y específicos en cuanto a sus gustos académicos. Habrá áreas que les interesen mucho y que quieran saber todo, y otras que les aburra enormemente y que no quieran saber nada de ello.

Si crees que tu hijo o hija puede ser un niño o niña superdotado/a, entonces no dudes en que un psicólogo educativo te lo verifique. Si realmente es así, resulta primordial que encontréis las formas adecuadas para poder potenciar las capacidades de tu hijo/a. En caso de que no se le potencie la capacidades, no podrá desarrollar todo su potencial y no tendrá las mismas oportunidades en la vida que si sí se le hubiera potenciado. En este sentido, merece la pena potenciarlo a toda costa para que no acabe frustrado ante su gran capacidad pero el poco estímulo recibido.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *