Los celos y la envidia en la pareja

blog-celos-pareja

¿Es lo mismo una persona celosa que envidiosa? Muchas personas suelen confundir dichos términos aunque cada uno tenga sus propias características y diferencias.

En el caso de los celos, pueden llegar a ser positivos aunque partan de una emoción negativa. La envidia por su parte, si se sabe gestionar bien puede llegar a ser una emoción positiva.

En qué consisten los celos

Los celos parten de una emoción negativa de la persona, debido a sentir cierto miedo frente a un posible abandono de la persona amada. No cabe duda que una persona celosa de su pareja, sufre una desconfianza bastante importante unida a una baja autoestima. Una persona segura de sí misma y con una gran confianza no tiene por qué sentir celos en ningún momento de su pareja.

Hay una parte de la sociedad que llegan a pensar que los celos forman parte de cualquier relación y que pueden llegar a ser positivos. Se cree que hay amor de verdad cuando hay algo de celos dentro de una pareja. Sin embargo, los expertos en el tema no ven ningún elemento positivo en los celos. Los mismos son considerados como algo negativo en cualquier tipo de relación y como un signo de posesión hacia la persona amada. En algunos casos, los celos se pueden llegar a volver enfermizos y convertir la relación en tóxica y nada saludable.

Qué es la envidia

La envidia es un emoción positiva o negativa que suelen sentir muchas personas. Dicha emoción se debe al deseo de una persona frente a lo que tiene otra persona. La envidia suele causar diferentes sentimientos, desde la rabia a la ira o el enfado. En tal caso se trata de un tipo de envidia que no es saludable y que se debe evitar. Hay otros casos en los que la envidia puede llegar a resultar positiva, ya que la persona lucha por tener lo que posee otra persona. Por desgracia, la envidia que suele prevalecer en muchas personas es la negativa.

superar-celos

Qué diferencias hay entre los celos y la envidia

  • Una persona celosa siente mucho miedo ante el hecho de perder a una persona a la que se quiere. En el caso de la envidia, hay una deseo importante de tener lo que otra persona posee.
  • En los celos, la emoción que predomina en todo momento es el miedo. Por contra, en la envidia surgen sentimientos como el enfado o la rabia.
  • Los celos siempre son negativos mientras que la envidia puede llegar a resultar positiva.
  • Los celos llevados al límite pueden llegar a destruir la propia pareja. En el caso de la envidia, la persona puede esforzarse al máximo con el objetivo de llegar a tener lo que otra persona posee.

En definitiva, es importante el saber gestionar las diferentes emociones desde la infancia. Si esto no ocurre, es normal que los celos o la envidia puedan llegar a aparecer en el transcurso de una determinada relación con todo lo malo que conlleva para la misma. No se pueden ni se deben permitir los celos en una pareja,, mientras que la envidia está permitida siempre que consista en una emoción positiva.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.