Los 4 aceites de belleza más populares

A todos los que les gustan los remedios naturales de belleza les sonarán estos cuatro aceites. Los aceites de belleza son productos naturales que se utilizan con fines cosméticos la gran mayoría de las veces. Son aceites que se sacan de productos naturales y que tienen grandes propiedades.

En esta ocasión hablaremos de cuatro de los aceites de belleza más utilizados. Nos referimos al aceite de coco, el de argán, el aceite de árbol de té y el de almendras. Este último es casi el más popular de todos, aunque hoy en día se han popularizado muchos otros gracias al aumento de gente que se suma a la cosmética natural.

Aceite de coco

El aceite de coco se ha popularizado mucho en los últimos años, y es que se trata de un aceite con un estupendo olor y con muy buenas propiedades. En la actualidad es posible encontrarlo incluso en grandes superficies y en muchos supermercados de lo popular que se ha vuelto. Este aceite tiene la peculiaridad de que se encuentra sólido en bajas temperaturas, y se vuelve líquido con el calor. Puede pasar de un estado a otro sin estropearse.

El aceite de coco tiene un buen olor a coco, y resulta muy agradable al tacto, ya que no deja una sensación tan grasa como la de otros aceites. Se absorbe muy bien en la piel, por lo que es ideal para utilizar tras la ducha, consiguiendo una piel más suave cada día y muy hidratada, con un agradable aroma a coco. Hay mucha gente que lo utiliza también en el pelo, ya que aporta brillo y suavidad sin dejarlo apelmazado. Puedes usar un poco tras la ducha como acondicionador o antes, como mascarilla y en mayor cantidad. Incluso se puede usar en el cuero cabelludo, ya que no engrasa la raíz.

Aceite de almendras

El aceite de almendras es de los aceites más económicos que hay y se puede hallar fácilmente. Es un aceite popular y al ser barato es perfecto para tenerlo a la hora de hidratar el cuerpo. Tras la ducha podemos utilizarlo para hidratar todo el cuerpo. Es bueno para evitar arrugas y estrías en la piel, ya que la mantiene sana y elástica. También está recomendado para la gente que sufre eczemas o psoriasis, para mejorar el aspecto de la piel.

Aceite de argán

Este aceite de argán puro es bastante más caro que otros, debido a que su elaboración es difícil, ya que se tienen que coger los granos y extraer el aceite de ellos. Es un proceso hecho a mano, para recoger las semillas, lo que lo hace mucho más valioso. Hay que desconfiar de aquellos que tienen un precio bajo, ya que suelen estar mezclados con otros más baratos, como el de almendras. Es un aceite perfecto para quienes desean evitar las pequeñas arrugas y conseguir una piel hidratada y firme. Se utiliza también para evitar las estrías en procesos de cambio de peso como el embarazo. Es un aceite que además no obstruye los poros ni crea ningún tipo de reacción por lo que es perfecto para todo tipo de pieles.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es muy especial, debido a que se trata de un aceite esencial que se debe utilizar en pequeñas gotas, ya que está concentrado. Este aceite ha demostrado tener unas grandes propiedades antibacterianas. Es por eso que se utiliza sobre todo en casos de acné. Hay que usar un algodón con unas gotas e ir aplicando poco a poco en cada grano que tengamos, para que se seque y desaparezca, dañando menos  la piel.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Belleza

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente también me podéis encontrar en MundoPerros, PlayasyResorts, Decoora y Decoluxe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.