Cómo lidiar con una pareja con estado de ánimo cambiante

Mujer en soledad

¿Te acuerdas de los anillos del estado de ánimo? Hace algunos años eran bastante populares, estos anillos cambiaban de color dependiendo del estado de ánimo que tenías (aunque en realidad solo cambiaban de color dependiendo la temperatura corporal que tenías en diferentes momentos). Pero digamos que se ‘podía diferenciar’ el estado de ánimo de las personas mirando el color. 

Pero el estado de ánimo no es algo que lo pueda determinar un anillo realmente, tampoco es un juego fácil de jugar. Puede ser muy frustrante cuando estás en una relación de pareja y no es fácil de tratar. Tener una pareja con un estado de ánimo cambiante es como caminar sobre un campo de minas. Si no sabes cómo lidiar con tu pareja en algunos momentos pero le quieres y no quieres dejarle por eso, no te pierdas algunas ideas para hacer frente a ello.

Determinar si se trata de mal humor o algo que necesita más atención

Es importante determinar si tu pareja solo tiene estados de ánimo cambiantes o si realmente necesita ayuda profesional. Los cambios de humor pueden ser causados ​​por una infinidad de cosas. Es importante determinar si las causas son debido a situaciones en concreto o si son causados por problemas de salud.

Observa a tu pareja y mira el tiempo que dura ese estado de ánimo y lo grave que puede llegar a ser. Observad si afecta a vuestra vida cotidiana o si simplemente es algo que necesita hablarse y poco más. Podrías decirle a tu pareja que escriba un diario con las notas de sus sentimientos para valorar con el tiempo si necesita o no acudir a un profesional, así podría darse cuenta él o ella también.

compararse con los demás

Verifica tus emociones

Mientras revisas las emociones de tu pareja, comprueba también las tuyas. ¿Es posible que alguno de esos estados de ánimo o comportamientos que tú tienes pueda estar contribuyendo al mal humor de tu pareja? ¿Te encuentras en un momento en el que alimentas el mal estado de humor con algunas reacciones poco adecuadas? ¿Hay algo que puedas hacer para cambiar y que no sea dañino para ambos?

Chico frente a chica expresándose delante de una pizarra

Elige tus batallas

A veces el mal humor es un comportamiento que busca la atención de la otra persona. No es la mejor manera de llamar la atención pero es la forma más fácil de conseguirla. Cuando este es el caso, es necesario decidir si vale la pena o no meterse en esa batalla.

Es necesario ser considerado/a con lo que para tu pareja resulta importante aunque para ti no lo sea. Decide por ti mismo/a si esa batalla merece la pena lucharla o si es mejor dejarla de lado para hablarla con calma en otro momento por el bien de la relación.

Por todo esto, también será importante que establezcas límites a tu pareja en los momentos de su cambio de humor. No permitir malos modos, ni gritos ni faltas de respeto. Si tu pareja no sabe comportarse ni respetarte, entonces deberás valorar si merece la pena continuar con la relación o no.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *