Cómo lavar a tu cachorro sin utilizar agua

En esta fría época que estamos pasando, son muchos los veterinarios que desaconsejan bañar con agua a los cachorros, sobre todo si son de raza pequeña o mediana. Sin embargo, un cachorro se puede ensuciar igual o más que un perro adulo y adquirir mal olor. Entonces, ¿cómo podemos lavar a nuestro cachorro sin necesidad de utilizar agua?

Pues bien, en este artículo vamos a daros dos maneras para ello, siendo una de ellas de forma totalmente casera con una receta de elaboración propia, sencilla y con ingredientes que normalmente tenemos por casa.

Champú en seco (de mercado)

En la sección de mascotas de grandes supermercados solemos encontrar de todo para nuestras mascotas, generalmente predominan todo aquello relacionado sobre todo con perros, gatos y pájaros. Pues bien, en la parte para perros y gatos generalmente podemos encontrar algún tipo de champú en seco para lavar a nuestros animalitos pequeños. Podéis haceros con este tipo de champú o bien ir a una clínica veterinaria y adquirir uno allí, si os quedáis más tranquilos por su composición.

Desde Bezzia os recomendamos alguno que esté compuesto sobre todo por productos naturales, como el aloe vera, que sabemos que no daña para nada la piel y el pelo de nuestro animal.

Champú en seco (hecho en casa)

Si por el contrario, preferís optar por una versión bastante más natural y económica, lo que podéis hacer es seguir esta receta compuesta únicamente por dos ingredientes que normalmente tenemos por casa: bicarbonato de sodio y maicena.

En un pequeño bol, añade dos cucharadas de bicarbonato de sodio y una de maicena. Remueve bien hasta que se mezclen los dos componentes. Una vez mezclados el proceso es sencillo: coge a tu mascota y peínale con la ayuda de un cepillo de cerdas suaves. De esta manera iremos separando su pelo y desenredando posibles nudos. Una vez peinado a conciencia, tendremos que ir separando porciones de pelo y espolvorearle el champú casero que hemos preparado. Se lo aplicaremos por todo el pelo y la piel y a continuación volveremos a peinar.

Si después de peinado, vemos que nuestro animal sigue teniendo bastante cantidad de champú por su pelo, lo sacudiremos un poco con las manos o con la ayuda de un secador. ¡Y listo! Este champú eliminará el mal olor del pelo de nuestra mascota y lo dejará limpio y sin agua de por medio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *