Aprender de la sexualidad en “50 sombras de Grey”

 “50 sombras de Grey” y las posteriores novelas que le siguen, se han alzado no solo como el éxito literario del momento, sino también como toda una revolución personal para muchas mujeres. Es ese libro que guardar en la mesilla de noche y cuyas páginas, encienden muchas de nuestras fantasías. Muchos de nuestros deseos eróticos que su autora, E.L James, con sus más de 40 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo, ha sabido despertar a través de sus personajes trayéndonos escenas hasta entonces consideradas tabú.

Esta trilogía erótica que algunos pueden considerar como producto de exclusivo filón comercial, dispone tras ella todo un lenguaje sexual a descubrir por parte del gran público que vale la pena tener en cuenta. No solo es una buena y fidedigna introducción al mundo del sadomasoquismo, es también una forma de descubrir nuevas experiencias, nuevos modos de disfrutar de la sexualidad. Un lenguaje que exige el consensuado pacto entre dos personas, que no está de más conocer para nuestras propias relaciones. Así pues, y desde nuestro espacio, queremos darte unas sencillas pautas para hacer realidad las fantasías que nos sugieren en “50 sombras de Grey”, una forma de romper con la monotonía y de disfrutar con aquella persona que amas.

Claves para disfrutar de tu sexualidad según “50 sombras de Grey”

No se trata únicamente de “sacar nuestra diosa interior y de creérnoslo”. Se trata en esencia de disfrutar de modo consensuado con nuestro compañero de juegos. Con nuestra pareja. Vale la pena separar un poco la ficción literaria de la realidad y actuar con seguridad, acordando con tu pareja qué fantasías te gustaría hacer realidad. Se trata de un intercambio, de un acuerdo entre vosotros dos donde debemos dejar a un lado complejos o problemas. Explora, juega, siéntete a gusto con tu cuerpo y contigo misma, viendo a tu compañero como ese ser al que amas y que es enormemente erótico para ti.

1. Di no a los prejuicios o vergüenzas

Puede que tus relaciones sexuales hasta el momento, hayan sido algo limitadas y faltas de fantasía. ¿Qué tal si dejamos a un lado las vergüenzas o los tabúes? El primer paso será sin duda hablar con tu pareja y sugerirle lo que deseas. Las palabras son necesarias porque nadie es “mago” para adivinar lo que queremos o lo que nos apetece. Habla, explica, sugiere, seduce… y nunca digas no a algo que no conoces o que piensas que te puede dar mucha vergüenza o apuro. A veces se trata simplemente de saber encontrar nuestros límites para conocernos un poco más.

Día a día, y sin tabúes, podemos descubrir cosas nuevas. Posiciones, juguetes, situaciones nuevas… no te niegues. Cualquier pequeño cambio puede ser una auténtico revulsivo.

2. Nuevos escenarios

El sexo no se limita solo a la cama y por las noches. Ni aún menos con la luz apagada. Vale la pena ser arriesgados e ingeniosos. Cualquier situación es nueva y emocionante. Una cita inesperada en la playa, en un restaurante… no importa. El sexo debe salir más allá de la cama y surgir en el momento menos esperado. Los juegos previos, la seducción a lo largo del día es siempre muy importante. Las nuevas tecnologías son muy útiles siempre y cuando contemos con privacidad. Así que no dudes en enviarle mensajes, frases que enciendan el deseo previo.

3. Jugar a la dominación y la sumisión

Es posible que aún no sepas qué papel te gustaría asumir. Y es ahí donde se abre el verdadero juego de autoconocimiento, exploración y placer. Vale la pena probar con distintos juguetes e incluso vestidos. No descuides las máscaras, las esposas e incluso los látigos si es de vuestra curiosidad; se trata simplemente de probar. De jugar y buscar en nuestro propio cuerpo nuevos placeres. Deja a un lado la vergüenza  y simplemente, experimenta. Rompe barreras e intercambia papeles, hoy puedes ser dominante y mañana pasiva como Anastasia Steele.

4. Juguetes y complementos Bondage

Son todo un mundo a descubrir que captará rápidamente vuestro interés. Se trata un estilo de moda y accesorios asociados al mundo del sadomasoquismo que vemos en “50 sombras de Grey”.  Vestidos de vinilo, ropa interior sugerente, cueros, látex, atractivos corsés y variados complementos que deberéis elegir entre los dos, o para sorprenderos entre vosotros. Dispones además de un sinfín de juguetes eróticos que probar, y que sin lugar a dudas, ofrecerán nuevos y estimulantes situaciones a vuestros encuentros.

Para concluir, vale la pena recordar ante todo que el mayor estimulante en la sexualidad es precisamente nuestro cerebro y nuestra imaginación. Cabe decir que gran parte de la trilogía de E.L. James reside en su erotismo, y no tanto es sus momentos de “sexo duro”. A muchas mujeres nos atrae ante todo ese perfil de Christian Grey, un hombre que constantemente está jugando y preparando el terreno. Seduciendo desde el amanecer hasta el atardecer, ganándose esos instantes de sexualidad mucho antes de que se produzca el encuentro. Así pues, no hemos de olvidar la importancia de las fantasías y del deseo. En esencia, de la ruptura de tabúes y vergüenzas.

Experimenta con tu pareja cara a cara, recordando que la sexualidad puede empezar desde la primera hora del día con una caricia, una mirada o una palabra. Los juegos previos tienen una importancia clave en toda relación. E innovar, es siempre una buena idea para dar más fuerza a vuestra relación. Más intensidad y placeres en esa vuestra vida real, donde por qué no, libros como “50 sombras de Grey” son siempre un buen aliciente a imitar.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.