La importancia de perdonar en la pareja

Relaciones tóxicas

Perdonar no es nada fácil sobre todo para aquellas personas en las que prima el orgullo o el rencor. La frase “perdono pero no olvido” se da con bastante frecuencia en muchas de las parejas de hoy en día.

El perdonar es una virtud y en ocasiones hay que dejar de lado todo el rencor para conseguir seguir avanzando y velar por el bienestar de la pareja.

Hay que saber perdonar

A la hora de conseguir una felicidad plena con la pareja es importante el saber perdonar en determinadas situaciones. El perdón debe producirse frente a la otra parte de la pareja y en uno mismo. En muchas ocasiones la persona no es capaz de reconocer que se ha equivocado y no consigue el perdonarse a sí mismo. La felicidad y el bienestar de una pareja se va a conseguir sabiendo perdonar a su pareja y a uno mismo. Los seres humanos no son perfectos y es complicado el tener todas las cosas bajo control por lo que es de lo más normal el errar y saber perdonar.

Perdonar en la pareja

En la pareja el saber perdonar y pasar página rápidamente de ciertos problemas, es clave para que la relación transite sin problema alguno y la comunicación entre ambos fluya de una manera perfecta.

No hace falta el perdonar al instante ya que en muchas ocasiones es necesario el asimilar el dolor causado por un determinado hecho. El perdón debe darse desde la más absoluta sinceridad y porque uno lo siente desde su interior. De nada vale un perdón que no es para nada sentido ya que en un futuro puede darse diversos conflictos que perjudiquen a la pareja.

El acto de perdonar debe venir dado por ambas partes de la relación. Tanto la persona que ha sido engañada o atacada como la transgresora deben reflexionar y asumir los hechos. El perdón también va a implicar el establecer una serie de normas y obligaciones que hay que cumplir. De nada sirven las disculpas y las promesas si después no se cumplen.

paciencia en una relacion de pareja

 

El perdón también puede consistir en el hecho de pasar página sin más. Ello puede ocurrir si la relación está rota y ha llegado a su fin o porque ya no se le da importancia al hecho provocado por alguna de las partes.

Sin embargo en la mayoría de las ocasiones, la persona agraviada debe colocarse en el lugar de la otra persona y saber que la perfección no existe y que es normal que se equivoque. La empatía es clave a la hora de saber perdonar y para que todo se termine solucionando. De otra manera, el problema se termina enquistando y la pareja se ve perjudicada por ello.

Qué ocurre si el perdón no se produce

Puede ocurrir también que el ansiado perdón no llegue porque la persona agraviada esté cansada de perdonar o por que el hecho cometido es tan grave que la persona dolida no quiera perdonar. Ante ello no queda otra que seguir para adelante y esperar que el tiempo indique el estado en el que se encuentra la relación. Hay que recordar que todos somos humanos y las equivocaciones y los errores están a la luz del día. El perdón es un medio o herramienta que puede ayudar a solucionar las cosas y problemas de una pareja que se dan a diario.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.