La hiperhidrosis infantil

nino-sudor-frente

El exceso de sudor no solo es cosa de adultos, ya que muchos niños también pueden sufrir tal problema. Este tipo de patología recibe el nombre de hiperhidrosis infantil.

Los niños que la padecen ven alterada de una manera negativa su vida de a diario, por lo que es importante afrontar dicho problema y tratar el mismo de una manera adecuada.

En qué consiste la hiperhidrosis infantil

La hiperhidrosis infantil consiste en un exceso de sudor de las glándulas ecrinas. Aparte del sudor, el niño puede tener otra serie de síntomas:

  • Fuertes dolores de cabeza
  • Temblores o espasmos
  • Enrojecimiento del rostro

El niño que padece esta patología empieza a sudar de manera excesiva cuando realiza una actividad normal o habitual. El sudor también suele hacer acto de presencia cuando la temperatura de un lugar supera los 25 grados.

Las zona del cuerpo que más suda son las palmas de la mano aunque también se extiende a las axilas o a la espalda. Una de las consecuencias de sufrir este problema es que el niño huela mal a causa de la citada sudoración.

Causas de la hiperhidrosis infantil

En la gran mayoría de los casos de hiperhidrosis infantil la causa es hereditaria. Aparte de ello, pueden otras causas que provoquen que el niño tenga una sudoración excesiva:

  • El padecer una infección de tipo vírica o bacteriana.
  • Sufrir ciertos trastornos a nivel hormonal.
  • Una alteración en el sistema nervioso simpático.

sudor

Tratamiento de la hiperhidrosis infantil

A día de hoy no se conoce el origen de este tipo de patología, por lo que el tratamiento va a depender en todo momento de los síntomas que tenga el pequeño.

Es aconsejable el seguir una serie de medidas para evitar que las glándulas sudoríparas produzcan más sudor del normal. Se debe evitar la ropa y el calzado sintético y optar por la fabricada con algodón. Tampoco es bueno que el niño tenga más peso de lo normal ya que de lo contrario su temperatura corporal es alta y da lugar al sudor.

Otra manera de tratar el exceso de sudor es a través de la medicación tópica. La misma ayuda a controlar la producción de sudor en todo el cuerpo.

En los casos más graves, el niño puede someterse a una intervención quirúrgica en el sistema nervioso simpático. Sin embargo esta posibilidad solo es aconsejable cuando los medicamentos tópicos no producen ningún efecto y el niño sigue sudando en exceso.

Cuáles son las consecuencias de la hiperhidrosis infantil

La hiperhidrosis infantil provoca una serie de consecuencias negativas para el niño que la padece, sobretodo en el campo emocional. Los cambios de humor y de conducta son bastante habituales en los niños que sudan en exceso. Como es normal, ello termina por minar a la confianza y a la autoestima del pequeño.

Aparte de ello, el sudar a todas horas del día va a provocar problemas en la piel como dermatitis y otro tipo de infecciones que deben ser tratadas de manera rápida y eficaz.

Como conclusión hay que decir que la hiperhidrosis no es una patología habitual en los niños, aunque los pequeños que la sufren ver mermada su calidad de vida ya sea a nivel social a la hora de relacionase con otros niños, ya sea a nivel emocional.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.