Gastos Hormiga, ¿qué son y cómo controlarlos?

Gastos hormiga

A diario realizamos pequeños gastos que apenas son perceptibles para nuestro bolsillo pero cuya suma representa una parte importante de nuestros gastos totales mensuales o anuales. A estos “pequeños” gastos se les conoce como Gastos Hormiga y son uno de los mayores enemigos de la economía familiar.

Actos como comprar un café o un paquete de tabaco, dejar propina en un restaurante o suscribirnos a una revista son un ejemplo de este tipo de gastos. El desembolso que requieren no es importante aunque la mayoría de veces si innecesario. No son fáciles de identificar, pero es importante hacerlos para controlarlos y no tener que preguntarnos a final de mes: ¿Cómo me he gastado todo este dinero?

¿Qué son los gastos hormiga?

Los gastos hormiga son pequeños gastos que sumados, producen un gran impacto en nuestras finanzas. Fugas inconscientes de pequeñas cantidades de dinero que pueden devorar el presupuesto mensual. Suelen están estrechamente ligados a nuestros hábitos diarios y varían con ellos, por lo que detectarlos no siempre resulta sencillo.

Gastos hormiga

Un café no duele al bolsillo, pero un café diario puede suponernos 40€ extras en nuestro presupuesto mensual. Comprar el periódico, sacar una chocolatina o un refresco de una máquina expendedora o dejar propina en un restaurante son otros ejemplos típicos de gastos hormiga.

Son en su mayoría desembolsos innecesarios a los que no damos importancia pero que sin duda, la tienen. Los estudios indican que todas estas pequeñas cantidades, representan aproximadamente 115 euros mensuales, más del 5% de un sueldo medio. Un total de 1.337 euros anuales

¿Cómo los identificamos?

Repasar nuestra rutina diaria nos ayuda a identificar este tipo de gasto que no queda registrado en los movimientos de nuestra tarjeta de crédito. Anotar durante un mes cada compra o gasto mínimo que realizamos nos ayudará a arrojar claridad. Podemos hacerlo de forma tradicional llevando una libreta con nosotros siempre o utilizar las nuevas tecnologías para ello, descargándonos alguna aplicación de gestión de gastos/finanzas como Monefy, Money Lover, Fintonic o Toshl Finanzas.

Coltrol gastos

Haciendo números de os que supone cada pequeño gasto en el computo mensual, podremos tomar conciencia del impacto que supone para nuestras finanzas en un periodo de tiempo más amplio y tomar medidas al respecto.

¿Cómo los controlamos?

Una vez identificados, podremos determinar cuales de ellos nos aportan una mayor satisfacción, cuáles son innecesarios y de cuáles podríamos prescindir.  Estudiados los ingresos y gastos mensuales determinaremos además cuál podría ser el presupuesto para este tipo de gasto, para evitar así que se descontrolen.

Una forma efectiva de ayudarnos en nuestro cambio de hábitos puede ser recoger en una hucha cada día las monedas que hubiéramos destinado a estos gastos hormiga durante la jornada. Al final del mes, abriendo la hucha, seremos mucho mas conscientes del ahorro que nos ha supuesto.

Ahorro

Darle una finalidad a ese dinero que vamos a ahorrar puede ayudarnos también a darle sentido a este reto. Suponiendo que todas las necesidades de la familia estén cubiertas, podemos plantearnos realizar alguna actividad en familia si conseguimos reducir esos gastos innecesarios.

Además, será necesario continuar anotando durante un tiempo cada gasto. Solo así seremos capaces de identificar nuevos gastos hormiga y observar la capacidad de ahorro; qué cantidades se han conseguido ahorrar controlando los pequeños gastos.

 


Categorías

Hogar

Maria Vazquez

Treintañera y con unos estudios dedicados al mundo de la ingeniería, son muchas las pasiones que ocupan mi tiempo. Tuve oportunidad de realizar... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *