Fantasías sexuales. Descubre tu lado más apasionado

Fantasear está, afortunadamente, al alcance de todos. Se trata de una capacidad presente en todos los seres humanos y de la que podemos obtener múltiples beneficios. Las fantasías sexuales interpretan un importante y revelador papel en el ámbito de la sexualidad.

Experimentar una fantasía sexual, ya sea de manera individual o acompañada, es muy sencillo. Lo único que tienes que hacer es relajarte, dejar correr tu imaginación y disfrutar. ¿Quieres conocer todo lo relacionado con este mundo? ¡Sigue leyendo!

¿Para qué sirven las fantasías sexuales?

Las fantasías sirven para que, mentalmente, podamos vivir experiencias de cualquier tipo. Mentalmente sí, pero eso no significa que por ello no puedan ser intensas y satisfactorias. Estudios científicos han revelado que en el cerebro se activan las mismas áreas cuando haces algo que cuando imaginas hacerlo.

En el plano sexual por ejemplo, las fantasías sexuales nos permiten dejarnos llevar por nuestros pensamientos eróticos, sin sentimientos de culpa o vergüenza, ya que recuerda, todo ocurre en nuestra mente…

Ni buenas ni malas, son sólo fantasías

Lo liberador de las fantasías es que sólo ocurren en nuestra imaginación. Esto nos da carta abierta para que dejemos volar nuestra mente y nos permitamos disfrutar sin prejuicios ni tabúes de lo que nos apetezca en ese momento. Al igual que una película erótica o un juguete sexual, las fantasías son simplemente recursos eróticos que ponen ante nosotros un amplio abanico de posibilidades para conocer nuestra sexualidad.

Cuando fantaseamos, no nos exponemos a las posibles consecuencias que pudiera tener esa acción si la hiciésemos realidad. Del mismo modo, al ser únicamente una experiencia mental, estamos protegidos de prejuicios ajenos, lo que resulta increíblemente liberador. Si quieres conocer tu lado más apasionado, piensa en aquellas cosas que te estimulen, busca fuentes de inspiración y descúbrete…

Tipos de fantasías

Hacer una clasificación de las fantasías sexuales es un tanto complicado si tenemos en cuenta que las hay para todos los gustos y colores. La imaginación no tiene límites y no todos tenemos las mismas preferencias sexuales.

Wendy Maltz, autora del libro “El mundo íntimo de las fantasías sexuales femeninas: un viaje de pasión, placer y autodescubrimiento”, hace sin embargo, una interesante aportación. Explica que este tipo de fantasías podrían clasificarse en noveladas y no noveladas.

Las fantasías noveladas

Aparecen con una historia, unos personajes y las relaciones entre ellos. Se desarrolla en cierto sentido, una trama en la que cada personaje tiene un papel. Los actores pueden ser quien tú quieras, por lo que este tipo de fantasías son ideales para que descubras tus propios deseos y puedas disfrutar de ellos.

Los roles de los protagonistas, pueden ser muy variados. Desde papeles caracterizados por el poder y la dominancia, hasta otros basados en un relaciones más dulces y románticas, pasando por aquellos que sacan el lado más salvaje y oscuro del ser humano. ¿Posibilidades? Muchísimas. Lo esencial para que puedas disfrutar de esta experiencia es que la historia que imagines te permita sentirte cómoda y libre de culpa y censura.

Las fantasías no noveladas

Este tipo de fantasías no se desarrollan con una historia como las anteriores, sino que están completamente conectadas a nuestras capacidades sensoriales. Ante un determinado estímulo, que puede ser visual, auditivo, táctil… se desencadena una respuesta de excitación sexual en nuestro cuerpo. A través de los sentidos, rescatan de nuestra memoria aquellos detalles que nos provocan una sensación placentera.

¿Qué significado tienen?

Buscar el significado de una fantasía sexual sea posiblemente, una pérdida de tiempo. Su sentido va a depender de la imaginación de cada persona. Lo que para ti puede significar una cosa, para otro puede ser otra. Lo único de lo que te tienes que preocupar es de que te haga sentirte bien. Si la fantasía es capaz de motivarte y de hacerte experimentar placer, ¡es para ti!.

Si en alguna ocasión, una fantasía nos lleva a sentirnos mal o intimidados, lo mejor es que la desterremos. Esto suele ocurrir cuando éstas entran en contradicción con nuestras creencias o valores. En tal caso, prueba con otras. ¡Será por posibilidades!

¿Cuáles son sus beneficios?

Con esta oportunidad que nos brinda la mente, no sólo disfrutaremos de experiencias increíblemente placenteras, ya que en ocasiones, también funcionan como estupendas desencadenantes de la respuesta sexual. Por esta razón, en terapia sexual este tipo de fantasías son muy recomendadas para tratar dificultades a la hora de excitarse, o la falta de deseo sexual recurrente.

Pero además…

  • Enriquecen nuestra vida sexual
  • Ayudan a que conozcamos nuestro lado más sensual
  • Aumentan nuestra autoestima
  • Incrementan la creatividad
  • Son de gran ayuda en el tratamiento de disfunciones sexuales

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Psicología y pareja

Psicóloga, especialista en RRHH y community manager. Granaína de toda la vida y buscadora de metas a alcanzar. ¿Algunas de mis aficiones? Cantar bajo la ducha, filosofear con mis amigos y conocer lugares nuevos. Lectora empedernida dispuesta siempre a afrontar nuevos retos con una sonrisa plantada en la cara. Viajar, escribir y aprender son mis grandes pasiones. En formación continua y aprendiz de la vida, porque... ¿y qué es eso que llaman vivir si no nos empapamos de todo aquello que nos ofrece...?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.