En qué consiste la celotipia

chica celosa

No es algo anormal el tener celos de vez en cuando, pero si los mismos se llevan al extremo se habla de una trastorno llamado celotipia. Si los celos que siente una persona son fáciles de controlar, no tiene por qué suponer ningún tipo de problema.

Sin embargo, el sufrir celos de manera obsesiva puede llegar a romper una relación e ir mucho más allá.

El problema de la celotipia

Cuando los celos que sufre una persona se vuelven irracionales y les genera grandes miedos es posible que llegue a sufrir celotipia. Es tal la obsesión por la pareja que la persona celosa no es capaz de ver la realidad, viviendo en un mundo que solo está en su mente. Si se llega a tal extremo, es posible que la persona esté enferma y necesite un tratamiento para apalear rápidamente tal situación.

Sufrir celotipia hace que la persona enferma se aleje por completo de la realidad y el control sobre la pareja sea inaguantable en todos los aspectos. Su mente va creando un mundo paralelo al real, en el que los celos hacia la pareja están omnipresentes a todas horas del día. Con el auge de las redes sociales, la celotipia resulta mucho más grave debido al gran control que se puede llegar a ejercer sobre la pareja.

El peligro de este tipo de trastorno se produce cuando la persona celosa llega a confundir el mundo creado por el mismo con el real. No atiende a razones y solo se rige por lo que crea y piensa su mente.

celos ex pareja

El peligro de los celos

El problema de los celos se torna en algo serio y grave cuando aparecen las agresiones físicas. Tal maltrato se dirige hacia la pareja y contra la persona con la que se cree que está siendo infiel. La persona enferma y trastornada por los celos, pierde la noción de la realidad y se deja llevar totalmente por lo que piensa su mente. La pérdida total del control es un síntoma claro de la celotipia que se traduce en la violencia física. Los celos sobrepasan por completo a la persona enferma y ya no es capaz de controlar sus actos y hechos. Si ello ocurre, es importante el buscar ayuda lo más pronto posible y no dejar que los celos vayan a más.

La obsesión no es buena compañera de los celos y el llegar al punto de agredir de una manera física es algo que no se debe permitir bajo ningún concepto. La ayuda de un profesional es clave a la hora de tratar un trastorno obsesivo como es el caso de la celotipia.

En definitiva, los celos no son peligrosos siempre se sepan controlar y no repercuta de una manera negativa en el día a día de la pareja. El problema aparece y surge cuando dichos celos se apoderan literalmente de la persona y se convierten en una auténtica obsesión. El caso extremo de esta situación es lo que se conoce con el nombre de la celotipia. La persona enferma se fabrica su propio mundo imaginario con todo el peligro que ello acarrea para la pareja. Si ello ocurre es importante el acudir a pedir ayuda de un profesional en el tema.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.