Cómo elegir el factor de protección solar

¿Sabes cómo elegir el factor de protección solar?. Pues hoy te damos uno de los mejores datos que necesitas y mucho. Más que nada porque ya estamos comenzando Mayo y las vacaciones así como el buen tiempo, se asoman. Si quieres disfrutar del tiempo y de una piel saludable, entonces no pierdas detalle.

Porque sabemos lo dañino que puede ser el sol, así que, vamos a evitar todos esos daños. Gracias a elegir el factor de protección solar adecuado, nos alejaremos de las quemaduras solares, así como de las arrugas, manchas y otro tipo de enfermedades bastante más graves.

¿Qué es el factor de protección solar?

Siempre nos gusta comenzar por un buen principio. Tanto es así que si te lo estabas preguntando, hoy contestaremos a todas esas dudas que te han surgido. En primer lugar, tenemos que saber qué es el factor de protección solar. Es el indicador del tiempo que protege nuestra piel. Según el número que tenga, nos dirá el tiempo que nuestra piel estará protegida contra los rayos solares. Por ejemplo, si eres de las personas que después de estar diez minutos al sol, sin protección, comienzas a quemarte, entonces con un factor 15 estarías un total de 15 veces ese tiempo. Es decir, podrás permanecer al sol durante unas 2 horas con un FPS 15.

¿Qué factor elegir según el tipo de piel?

  • Tipo 1: Cuando hablamos del tipo 1 referimos a la piel, nos encontramos con las más blancas. Esas pieles que en cuestión de segundos ya se queman. Personas que cuentan con el cabello muy rubio o pelirrojo, así como con pecas. En este caso, se recomiendo un factor de protección solar alto, de un 50 o más.
  • Tipo 2: La piel sigue siendo clara, pero no cuenta con el color tan blanco como la anterior. El cabello también es rubio, así como los ojos claros, en la mayor parte de las ocasiones. Se quema con bastante frecuencia pero no siempre como las anteriores. Es por ello, que con esta leve diferencia, hablamos de un factor 30.
  • Tipo 3: Aunque la piel es blanca, ya no se quema en tan poco tiempo. Parece que es un poco más resistente, pero aún así, tampoco hay que confiarse. Así que, en este caso podemos hablar de un factor que supere los 15.

  • Tipo 4: Entramos en un color de piel un poco bronceado. Ya no es tan blanca como las anteriores. Tanto el cabello como los ojos son castaños. Es bastante raro que se queme, así que elegimos un factor que ronde el número 10.
  • Tipo 5: La piel es bastante oscura, de este modo notamos que ya no se quema sino que se broncea de una forma muy rápida. Aún así, necesita de una buena protección para ella. Son números más bajos pero estaremos cuidándola de igual manera. Elige un factor que ronde el número 8.
  • Tipo 6: El último tipo de piel es la piel más oscura o negra. Nunca se quema y por lo tanto el bronceado también es muy rápido. En este caso necesitarás un factor 5 o 6.

Consideraciones básicas ante la exposición al sol

Además de elegir de manera correcta nuestro protector solar, hay que decir que también la exposición, puede jugarnos una mala pasada. Esto es porque no debemos hacerlo durante las horas centrales del día. Intentaremos evitar las horas más complicadas. Desde las 12 del mediodía hasta las 4 de la tarde, aproximadamente. Aprovecharemos esos momentos para ir a pasear, de compras o de terrazas.

Si vas a estar mucho tiempo en la piscina o en la playa, entonces lo mejor es que compres un factor un poco mayor del aconsejado anteriormente. Sino, recuerda que debes aplicarlo cada dos horas para una mayor protección. De esta forma ya podrás disfrutar de tus grandes vacaciones y de los días al sol.


Categorías

Belleza

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *