Disfruta de tu tiempo en solitario

Disfruta de tu tiempo en solitario 2

Quizás por la presión social por y para la necesidad de emparejarse, de vivir siempre rodeada de la pareja, de la familia y de los amigos, no sabemos o a veces no queremos disfrutar de los pequeños momentos en solitario de los que disponemos día a día.

Por lo que veo a menudo (aunque afortunadamente cada vez menos), la gente prefiere estar con una pareja que no le llena o no le satisface únicamente por el miedo a quedarse solas; también veo a gente que en cuanto tiene un tiempo para compartir con ellos mismos, se aburren, no saben qué hacer, y enseguida se sienten solos y abatidos.

Muy pocas personas saben disfrutar de su tiempo en solitario, para ellos mismos,… Es por ello, por lo que en este artículo pretendo darte una serie de pautas para que cada vez te sientas más a gusto con estos ratitos por y para ti. Porque también son tuyos y también debes saber disfrutarlos como se merecen.

Disfruta de tu tiempo en solitario

¿Qué hacer cuando estoy sola?

¿Sabes la cantidad de actividades que puedes hacer sola? ¿No? Pues anota y saca tus propias conclusiones… Te aficionarás tanto a estar sola que echarás de menos estos ratitos cuando no los tengas:

  1. Lee, lee y lee… Hay infinidad de vidas e historias en los libros esperando a que tú las descubras. Es una de las actividades más relajantes y culturales que puedes realizar en solitario.
  2. Disfruta del silencio. ¿Nunca te has parado a escuchar el silencio? Es en la ausencia de ruido donde escucharás tu propio ruido interno: aquello que no va bien en tu vida y debes cambiar, aquellos sueños que querías cumplir hace tiempo y que por ocuparte de las cosas más urgentes has olvidado. Anota en una libreta o cuaderno tus pensamientos, tus razonamientos y luego obsérvalos. Empieza por darles prioridad a tus sueños.
  3. Una sesión de mimos y cuidados. Nadie más que tú se merece por tu parte el cuidarse y mimarse. ¿Qué te parece el siguiente plan? Baño de espuma, limpieza facial e hidratación intensiva, cremas corporales, pijama calentito, calcetines gorditos y una tarde de tranquilidad… ¡Las tardes de domingo son perfectas para este plan!
  4. Pasea y haz deporte al aire libre. Pasear es una de las actividades más liberadoras y desestresantes que puede haber, además claro está, de los beneficios que aporta el pasear una hora al día. Tú pones el ritmo: un paseo tranquilo contenplativo o un paseo animado con música en los cascos para liberar tensiones. ¡Tú eliges!
  5. Adelanta trabajo pendiente. Si tienes un trabajo que puedes adelantar cuando quieras y sabes que ese adelanto te permitirá el día de mañana pasar más tiempo libre, ¿por qué no hacerlo?
  6. ¿Cómo se te da la repostería? Una de las aficiones más punteras hoy día es apuntarse a un curso de cocina o repostería. Eso sí, indispensable que te guste cocinar. Sorprende con nuevos platos a tus más allegados cuando estos estén presentes, y disfruta cocinando y mezclando sabores… Puede ser una actividad muy creativa y apetitosa.
  7. ¿Tarde de pelis? Antes que disponía de más tiempo para mí disfrutaba mucho viendo películas de cine alternativo: cine turco, cine indio, etc. ¡Se aprende mucho y son tan diferentes a las “americanadas” que solemos ver…

Caucasian watching television on sofa

Creo que te he ofrecido más que opciones suficientes para que disfrutes de esos pequeños ratitos para ti… ¡Estar sola puede ser maravilloso!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *