Desodorantes naturales que deberías conocer

Cada vez son más personas las que se suman a usar productos naturales, no tóxicos para ellos, hoy queremos hablaros de algunos desodorantes naturales que deberías conocer.

También hablaremos de porqué es mejor escoger un desodorante natural frente a los desodorantes químicos.

Lo primero es saber que un desodorante natural es solo aquel que está elaborado con productos 100% naturales.

La axila es una zona delicada y sensible, sobre todo por su proximidad a las mamas. Los productos que aplicamos en esa zona son absorbidos rápidamente y pueden provocar problemas como efectos secundarios tanto en axilas como en las mamas.

¿Que productos hacen que los desodorantes comerciales, que no sean de cosmética 100% natural, puedan ser perjudiciales?

A continuación os ponemos una lista de los químicos de mayor toxicidad:

Clorhidrato de aluminio: este es el ingrediente que permite a los desodorantes ser anti-transpirantes. El inconveniente es que tapona los poros para evitar la sudoración, esto evita que nuestro cuerpo elimine toxinas lo que puede provocar granos o quistes que pueden ser dolorosos.

Parabenes: son un tipo de conservantes que afectan al sistema endocrino. Podéis idenficar algunos de ellos por los nombres: metilparabeno, benzilparabeno o propilparabeno.

Perfumes sintéticos: mezcla de químicos como el flalato, que puede afectar a la capa protectora de la piel.

Conservantes: son los que impiden que los compuestos se degraden. Pero, además, actúan como disruptores del sistema endocrino.

Son muchos los estudios que hablan de los efectos nocivos de este tipo de productos. Pero ¿entonces que podemos utilizar a modo de desodorante?

Los desodorantes naturales, son la mejor alternativa

La cosmética natural utiliza productos que regulan la sudoración y reducen el mal olor sin obstaculizar la sudoración.

Hay que recordar que la eliminación de toxinas mediante el sudor es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo, así como la regulación de la temperatura corporal.

Ahora bien ¿Cuáles son estos productos naturales?

La piedra de alumbre

El desodorante natural más conocido es la piedra de alumbre, que son anti-tranpirantes que no taponan los poros del todo y además crean una película antibacteriana en la piel.

Las propiedades antibacterianas son muy importantes ya que son las encargadas de reducir el mal olor del sudor.

Limón o lima

rodajas de limón

Gracias al magnesio y potasio del limón, actúa como antibacteriano en la zona que se aplica y balancea el ph de la piel de forma natural. Además de dejar un olor muy agradable.

Una forma de desodorante muy sencilla es pasar una rodaja por la axila limpia.

Este desodorante, aunque eficaz, debe ser utilizado con cuidado ya que puede irritar pieles sensibles, no puede usarse después de la depilación.

Además hay que tener en cuenta que el limón es fotosensible, por lo que es mejor no usarlo en verano.

Aceites esenciales

Son la base de muchos productos de cosmética natural como cremas, perfumes o desodorantes.  Algunos de estos aceites esenciales son el de romero, limón, árbol de te o lavanda.

El del limón y árbol de te, contienen propiedades antibacterianas además de proporcionar un olor natural muy bueno.

Aceite de coco

Gracias a su propiedades antibacterianas e hidratantes, es un componente muy utilizado en los desodorantes naturales.

Una aplicación regular de este aceite, junto a otros ingredientes, contribuye a la oxigenación de la piel y por tanto beneficia a la actividad de las glándulas sudoríparas.

Si queréis algo un poco más elaborado os proponemos 3 recetas para hacer tu propio desodorante en casa. Pero primero…

¿Qué necesito saber sobre el cambio de un desodorante comercial a uno natural?

Después de un tiempo utilizando productos que taponan nuestra piel, es necesario pasar por un proceso de adaptación o de desintoxicación de la piel.

Tener en cuenta que muchas toxinas han sido retenidas dentro de nuestro organismo y al utilizar un producto que no tapona los poros de nuestra piel esas toxinas van a salir. Ello se traduce en que durante un periodo de tiempo, que varía de una persona a otra por factores como el grado de sudoración o los productos utilizados hasta el momento, nuestro cuerpo segregará un sudor con mal olor pese al uso de desodorante, debido a que expulsara esas toxinas retenidas. Esto puede durar como mucho de 10 a 15 días.

Pero después de ese período de adaptación nuestra piel estará mas oxigenada, nuestro sudor se regulara y el mal olor se reducirá drásticamente.

3 recetas de desodorantes naturales

1. Desodorante de fécula de maíz y aceite de coco.

Los ingredientes de este desodorante absorben los restos de sudor y las bacterias que causan en mal olor.

Para realizar este desodorante vamos a utilizar:

  • 5 cucharadas de fécula de maíz
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 10 gotas de aceite esencial
  • Media cucharadita de aceite de vitamina E

Preparación:

Mezcla los dos primeros ingredientes hasta conseguir una masa homogénea. Incorpora el resto de ingredientes y remueve hasta obtener una masa cremosa. 

Guarda la mezcla en un recipiente hermético.

Uso:

Toma una pequeña cantidad y frota en la axila 2 veces al día.

2. Desodorante de aloe vera y aceite esencial de árbol de té.

Estos dos ingredientes combinados permiten hidratar la axila a la vez que reducen los posibles malos olores.

Para hacer este desodorante hay que mezclar:

  • 5 cucharadas de aloe vera
  • 3 cucharadas de agua de rosas
  • 1 cucharadita de aceite esencial de árbol de té

Preparación:

Mezcla todos los ingredientes y ponlos en un recipiente preferiblemente de cristal.

Uso:

Solo tienes que aplicarlo de 1 a 3 veces al día dependiendo de tu grado de sudoración. Extiéndelo por la axila y deja que actúe sin enjuagarlo.

3. Desodorante de vinagre y lavanda

Los ácidos naturales que posee el vinagre de manzana junto con el poder antimicrobiano de la lavanda combinados, ayudan a reducir los malos olores relacionados con el sudor y las bacterias.

Para preparar este desodorante tienes que hacer lo siguiente:

  • 6 ramas de lavanda fresca
  • 1 taza de vinagre de manzana orgánico
  • Agua, la que sea necesaria

Preparación:

Pon las ramas de lavanda en un frasco y cubrelas con vinagre de manzana y deja que macere durante 10 días.

Ponlo en un frasco y dilúyelo a partes iguales con agua.

Uso:

Impregna un algodón con esta mezcla y aplicalo en la axila 2 veces al día.

Quizá te interese:

Si estas cambiando tus hábitos de higiene hacia unos más naturales, te invitamos a que pruebes alguna de estas alternativa al desodorante comercial.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.