Cuidados básicos para una perra esterilizada

Una perra esterilizada requiere de unos cuidados básicos a tener en cuenta. Aunque la esterilización sea una de las operaciones más frecuentes, siempre es necesario seguir unos pasos para que la recuperación sea más rápida. Hay que recordar que los cuatro primeros días, serán bastante molestos para ella.

Si no quieres tener más cachorros por casa, la esterilización de una perra es el camino correcto. Se lleva a cabo a través de la cirugía y como tal, siempre hay algunas molestias que la mantendrán incómoda. Por eso, ya es nuestro trabajo el conocerlas, estar atentos a las mismas e intentar hacer que el proceso sea más llevadero.

En qué consiste la esterilización

Es uno de los pasos más comunes en las clínicas veterinarias. La castración o esterilización es algo básico, siendo una operación sencilla y bastante rápida. Se le administra anestesia general y se le suele extirpar tanto el útero como los ovarios gracias a una incisión en la parte del abdomen. Los puntos se eliminarán solos y la cicatriz, apenas se notará. Claro que tras la operación, las molestias son de lo más normales. Si la operación ha sido por la mañana, seguro que por la tarde ya la tendrás en casa.

Evitar que se lama la herida

Uno de los cuidados a tener en cuenta es éste. Debemos controlar que no se lama la zona de la herida. Más que nada porque ésta puede abrirse y correr el riesgo de una infección. Así que, para evitar esto, lo mejor es colocarle un collar isabelino y así también nos libramos de estar vigilándola a cada momento.

Cuidado con el ejercicio

Aunque sea una perra muy activa, seguro que tanto el mismo día de la operación como al siguiente estará bastante tranquila. Aún así, debemos controlar que no haga mucho ejercicio. Correr o saltar debe ser evitado durante dos o tres días. Lo único que puede hacer, es dar un paseo corto y tranquilo. Pero no el día de la operación. Todo ello es para evitar que los puntos se abran, así que, hay que tomarse las cosas con calma.

Limpieza de la herida

¡Te toca hacer las curas!. Así que para ello, el veterinario te tiene que haber explicado los pasos a seguir. Lo mejor es limpiar la herida desde dentro hacia fuera. Así, retiraremos toda la suciedad que pudiera tener y evitaremos que se infecte. Siempre intenta que los movimientos sean muy suaves para no hacerle daño.

Poca comida pero mucha agua

Tanto el día de la intervención como el siguiente, es normal que tu mascota no quiera comer. Incluso, tanto los medicamentos o mismo la anestesia le hayan podido causar algunos vómitos. Así que, lo mejor es no insistirle en que coma pero sí en que beba agua. Verás cómo es algo pasajero y al siguiente día ya estará con más ánimo y con más hambre.

Visitas al veterinario

Te lo suele marcar el propio veterinario. Sino, recuerda que unos 7 u 8 días tras la intervención, debes visitarlo. De este modo comprobará que todo va por buen camino. En ocasiones puede retirar los puntos, aunque también existen los llamados puntos absorbibles que se caen solos.

Complicaciones post-operatorias

Como bien hemos indicado, es una operación frecuente donde no suele haber complicaciones. Solamente debemos estar atentos a algunas señales. Tan solo en casos aislados debemos fijarnos si la perra esterilizada tiene fiebre, ya que esto puede indicar que hay una posible infección. Algo similar ocurre con las reacciones alérgicas, que tampoco con frecuentes pero que pueden suceder en algunos casos puntuales. Si notas que tras varios días, tu mascota está apagada y con al vientre hinchado, entonces acude al veterinario. Por regla general, no debemos preocuparnos más de la cuenta porque son mínimos los casos en los que pueden aparecer estos síntomas. ¡Ahora ya sabrás cómo cuidar un poco más de tu perra esterilizada!.


Categorías

Mascotas

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la perfección con mi pasión por la moda, la belleza o la actualidad. Si a todo esto le añadimos un poco de música rock, ya tenemos el menú completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.