Continuar o romper con todo… ¿Qué podemos hacer?

continuar o romper con todo

¿Continuar adelante o romper con todo lo que tenemos en estos momentos? Nunca es fácil tomar esta decisión, no obstante, ante cualquier momento de crisis personal, es esencial saber actuar en consecuencia sabiendo qué es lo mejor para nosotras.

Priorizarse a una misma no es ser egoísta. A lo largo de nuestra vida experimentamos situaciones en las que es necesario sacar fuerza de nuestro interior, y priorizarnos. Aferrarse al sufrimiento, o la infelicidad de una relación que trae más tristezas que crecimiento, no es saludable. En estos casos, es esencial romper el vinculo con esa persona, y avanzar. Avanzar siempre con esperanza y valentía.

¿Romper con todo? ¿O aguantar un poco más?

pareja bezzia (3)

Nunca se lucha bastante por una relación de pareja. Todo esfuerzo es vital para alimentar el compromiso, la ilusión y ese amor cotidiano que se nutre de los pequeños detalles.

Ahora bien ¿en qué momentos deberemos empezar a replantearnos que tal vez, seguir adelante no sea quizá lo más adecuado? Reflexiona sobre estas dimensiones.

1. Esfuerzos unilaterales que no se ven recompensados

  • Hay quien piensa que en el amor, debemos darlo todo a cambio de nada, que la dedicación debe ser absoluta. Preocuparnos a cada instante por mantener feliz a la pareja, sin dudar un momento en renunciar a determinadas cosas a cambio de esa estabilidad donde la persona amada, se vea satisfecha.
  • Hemos de ir con cuidado, las relaciones de pareja no se basan en el altruismo, y aún menos en ofrecerlo todo “a cambio de nada”.
  • El amor es igualdad, es invertir en un proyecto en común a partes iguales.
  • Si bien es cierto que en algún momento podemos renunciar a algo, esa renuncia se hace porque también “ganamos algo”: poder pasar más tiempo juntos en armonía, el poder iniciar una vida en común en caso de que los trabajos no nos lo permitieran…
  • Las renuncias se complementan, toda cesión es una inversión y todo se pacta, se dialoga y se decide en armonía.
  • En el momento acumulamos una renuncia tras otra, una concesión tras otra, y ninguna de esas acciones se ven si quiera reconocida, aparece la frustración, el dolor.
  • Cuando en una relación de pareja, solo hay uno que se esfuerza por mantener en pie la relación, algo está fallando.

2. El sufrimiento encubierto

Hay veces en que no somos conscientes de que no estamos bien. Cuesta creerlo. No obstante, en muchas ocasiones es el propio amor el que nos mantiene en pie dejando que pasen los días mientras mantenemos la esperanza.

  • Esperanza a que las cosas cambien.
  • A que si hago esto, tal vez me tenga más en cuenta
  • A que estemos un poco menos estresados, a que el trabajo mejore…
  • Esperanza a que nuestra pareja vuelva a ser el de antes
  • Es común aferrarse a este tipo de ilusiones focalizando nuestra visión en la otra persona. Es lo que se llama “percepción de túnel”, vemos solo en una sola dirección perdiendo la perspectiva de todo lo que nos rodea.

Priorizamos a la persona amada olvidándonos de nosotras, hasta que un día, llega esa amiga que te comenta que pareces triste. Tus padres te advierten de que estás más delgada, de que pareces cansada… Y te das cuenta.

Te das cuenta de que estás dejado de ser tú misma, de que tu autoestima se está deshilachando y que has perdido muchas ilusiones. Es entonces cuando te haces la pregunta ¿Continuar o romper con todo?

Avanzar siempre, no te permitas ser prisionera de la infelicidad

pareja bezzia manipulacion

No importa lo que decidas. Tanto si eliges romper con todo como continuar con tu relación, la clave está siempre en avanzar. Ahora bien.. ¿qué entendemos por avanzar en nuestras relaciones de pareja?

  • Avanzar es saber solucionar las diferencias, y que las diferencias no sean muros insalvables sino dimensiones que respetar y comprender.
  • Avanzar es ser consciente de que nos sentimos bien, realizadas y completas en esa relación. De que seguimos manteniendo la ilusión en un proyecto en el cual creemos.
  • Avanzar es respetar espacios. Es poder crecer personalmente y en pareja, ahí donde la individualidad se conjuga a la perfección con el “nosotros”. Lo tuyo armoniza con lo mio y los dos ganamos.

En caso de que decidamos “romper con todo”, lo creas o no, tu finalidad va a ser la misma: seguir avanzando como persona:

  • Romper con todo supone dejar a un lado parte de nuestra vida y romper ese vínculo donde el amor nos unía a alguien. Todo ello va a suponer tener que pasar por un proceso de duelo.
  • Alejarnos de ese pasado nos va a obligar a “reconstruirnos” por dentro, a entrar en contacto de nuevo con nuestra soledad, a escuchar nuestra voz y a tener que curar alguna que otra herida. De esas que no se ven a simple vista.
  • Y lo conseguirás, porque la vida es avanzar cerrando círculos, ahí donde en ocasiones nos vemos obligadas a tener que romper con todo. No obstante, todo final es el primer escalón de un inicio, ahí donde volverás a caminar el sendero de la vida siendo un poco más sabia.

Las personas nos vemos muy a menudo en estas situaciones complejas, en las cuales, tener que elegir una dirección u otras. No temas priorizarte, no pienses que eres egoísta por preferir ser feliz, por dejar a un lado la tristeza o la insatisfacción. Sé valiente en todo lo que haces y arriésgate por todo lo que valga la pena.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *