Consejos para volver al trabajo después de la baja por maternidad

Peinados para una entrevista de trabajo

Regresar al trabajo después de la baja de maternidad puede dejarte una multitud de sentimientos, que incluyen culpa, alivio, nerviosismo y, por supuesto, la abrumadora sensación de echar de menos a tu bebé. Lo que hay que recordar es que más de la mitad de todas las mamás nuevas regresan a trabajar antes de que su bebé tenga un año (algunas entre tres y seis meses), y todas tienen la misma montaña rusa de emociones.

Se necesitan alrededor de tres meses para volver a adaptarte, así que ten pocas expectativas de lo que lograrás el primer día, de esa manera no te presionarás.

Volver al trabajo

Primero, date un descanso. Espera que el primer mes sea desafiante y no te castigues al respecto. Llama a un amigo (o tu pareja), si necesitas escuchar esto con una voz amigable. Estás haciendo lo mejor para ti y tu familia. Estás ayudando a darle a tu bebé la mejor vida posible. Además, piensa en el ejemplo que le estás dando a tu bebé al ser una mujer económicamente independiente con una carrera y aspiraciones propias. Prueba estas estrategias de supervivencia para ayudarte durante esos primeros días y semanas:

  • Lidia con la ansiedad por separación.  Cerca del 67% de todas las madres experimentan ansiedad por separación cuando regresan al trabajo. Una vez que vea que tu bebé está acomodado y feliz, tus propias emociones también se calmarán.
  • Mantén una foto de tu bebé cerca.
  • Ten en cuenta que los bebés no tienen problemas para quedarse con un cuidador durante el día siempre que tengan sus necesidades básicas cubiertas todo el tiempo. No te reemplaza simplemente te espera.
  • Escoge a una persona adecuada para cuidar a tu bebé mientras trabajas, tu tranquilidad no tiene precio. Confía en tu instinto, si no te sientes a gusto, busca a alguien o un centro en la que puedas confiar.
  • No te castigues emocionalmente

Los sentimientos de culpa son completamente naturales. Cerca de dos tercios de todas las madres trabajadoras sienten culpa por estar lejos de sus hijos. Y, esta culpa puede estar en múltiples niveles, desde no estar allí para los hitos de tu bebé, hasta no hacer comida orgánica para bebés, hasta disfrutar de volver al trabajo.

Cuando estás en casa, puedes pensar en el trabajo, y cuando estás en el trabajo, puedes pensar en el hogar. Recuerda que estas fuertes emociones minan tu energía. Lo importante es perdonarte a ti mismo. Simplemente aceptar esta culpa sin castigarte por ello.

Trabajo

Tampoco permitas que los recolectores de energía te culpen. Si otra persona te hace sentir culpable, mantente firme. Estás haciendo lo que es mejor para ti y tu bebé. Sé organizada. Antes de volver al trabajo, intenta tomar un café con tus compañeros de trabajo o habla con tu gerente para estar al día con lo que ha sucedido en la oficina.

Expresa tus emociones y recuerda que todo estará bien. Si tienes que llorar, llora, si tienes que gritar, grita… pero siempre, cuando llegues a tu casa, habla con tu familia y abraza a tu bebé. Te necesita a su lado.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.