Consejos para que tu hijo duerma en casa de un amigo

dormir en casa de amigos fiesta de pijamas

Es posible que tu hijo o hija ya tenga una edad en la que le interese irse a dormir a casa de alguno de sus amigos o amigas (normalmente ocurren cuando llegan a la pubertad). Cuando esto ocurre como madre es probable que sientas nervios en el estómago, ¿realmente tu hijo está listo para poder quedarse en casa de su amigo a dormir? ¿Es seguro que lo haga?

Dormir en casa de un amigo o amiga puede ser una forma estupenda para que los niños experimenten diferentes situaciones familiares y vean cómo se interactúa fuera de su hogar.  A menudo, cuando un niño duerme en casa de un amigo, intentará comportarse muy bien y ser un buen invitado para que tengan una buena opinión de él.

Si tu hijo es hijo único, el ir a dormir a casa con hermanos le permitirá ver lo que significa compartir o competir con un hermano. Los niños mayores pueden experimentar diferentes reglas en casa y es una forma que tienen los niños para crecer y desarrollarse dentro del núcleo familiar.

Pero la realidad es que aunque tenga beneficios para un niño el hecho de dormir fuera de su hogar, puede ser algo aterrador para él y también para ti. Por eso como madre deberás tener controlada la situación y configurar la situación en positivo para que tu hijo también se sienta más seguro. A continuación te voy a dar algunos consejos para saber qué hacer en el momento que tu hijo te pregunte si puede dormir en casa de un amigo.

Conoce y habla con los padres del amigo

Te sentirás mucho más cómodo si te familiarizas con los padres del amigo de tu hijo e incluso si vas a visitar el hogar de esta familia, así sabrás dónde y cómo estará tu hijo en todo momento. Es, por normal general, beneficioso conocer a los padres de los amigos de tus hijos porque esta relación te ayudará a tener un contacto más cercano.

dormir en casa de amigos

Conoce  a los niños

Conocer a los padres es importante, pero conocer  a los amigos de tu hijo resulta que debe ser una prioridad. Antes de que tu hijo se quede a dormir en casa de su amigo es conveniente que le invites algunas tardes a tu casa para conocerle un poco mejor. Podrás observar si juegan bien juntos, si pueden estar largos períodos de tiempo juntos, etc. Así además, podrás observar también cómo interactúa tu hijo con otros niños.

El comportamiento de tu hijo es importante

Si tu hijo quiere ir a casa de un amigo a dormir y a ti no te parece una mala idea, haz que se lo gane. Esto quiere decir que su comportamiento influirá en si tendrá o no una noche especial. Espera hasta que se haya ganado esa noche con su buena conducta antes de dejarle. Puedes saberlo con una tabla de comportamiento semanal.

dormir en casa de amigos

Di “no” si es necesario

Si no estás segura o crees que ese amigo o amiga no es una buena influencia para tu hijo porque las veces que les has visto jugar no se han llevado bien, di directamente que no. No tiene por qué quedar con un amigo por la noche en su casa para que sea especial. Si crees que dormir en casa de un amigo es una mala idea (por los motivos que sean), puedes cambiar los planes y llevarles juntos al cine  o pasar el día todos juntos de excursión.

¿Eres de las madres que permiten que sus hijos vayan a casa de otros a dormir o sientes que es demasiado pequeño? Normalmente es a partir de los 9 o 10 años cuando tanto los niños como las niñas disfrutan de este tipo de noches especiales. Están entrando en la pubertad y las relaciones con los iguales se vuelven muy importantes por lo que potenciar los vínculos de amistad es prioridad para ellos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *