Cómo utilizar las bandas de cera fría

Cera fría

La depilación es algo básico, sobre todo ahora que llega el buen tiempo. Hay muchos métodos que se pueden utilizar a la hora de depilarse, y la cera es uno de los más usados, siendo también uno de los más viejos y comunes. Aunque hoy en día se pueden usar otras cosas, como la depilación láser permanente, la cera siempre ha sido una buena opción.

Hoy vamos a ver cómo nos podemos depilar con las bandas de cera fría y las ventajas que tienen. Además podemos conocer otros tipos de depilaciones, de forma que sepamos qué método elegir dependiendo de nuestras preferencias. Así podremos usar lo que sea más adecuado en cada momento.

Bandas de cera fría

Bandas de cera

La cera fría es una opción bastante nueva, ya que normalmente se utilizaba la cera caliente. La cera normal a temperatura ambiente es sólida, y se derrite con el calor, volviéndose pegajosa. La cera caliente se usaba de forma tradicional para depilarse pero no es buena para pieles sensibles o para quien tiene problemas de varices en las piernas. Por otro lado, durante los meses de verano la cera caliente no resulta muy adecuada, ya que nos da demasiado calor.

Las bandas de cera fría ya vienen preparadas para su uso. Las encontramos en en tiras que se usan de forma sencilla. Primero se frotan con las manos y se despegan para poder usarse. Se pegan en el sentido de los pelos presionando para que se adhiera bien y coja los pelos. Se tira en la otra dirección para arrancar bien el pelo y se puede usar otra vez para retirar bien el pelo.

Ventajas de la cera fría

Cera fría

Este tipo de cera se puede usar de forma fácil. Con la cera caliente se necesitan aparatos para calentarla o bien hacerla al baño maría. Estas bandas tienen un uso mucho más sencillo. Se pueden llevar fácilmente en una caja o en un neceser para usarlas en cualquier momento y lugar. Por eso son ideales para llevarlas de viaje. Ocupan muy poco espacio y con varias tiras podemos depilar zonas bastante extensas, por lo que son ideales para zonas como las piernas. Sin duda son un avance frente al uso de la cera caliente.

Una vez que hayamos retirado el pelo puede que veamos que se quedan algunos trozos de cera en la piel. Para quitarlos solamente necesitaremos un poco de aceite como del de almendras, que nos ayuda a disolverlo fácilmente. Así también podremos aliviar la piel.

Cuándo no se recomienda

Depilación

Estas bandas no siempre se recomiendan para todo tipo de pieles. Las pieles sensibles deben utilizar otro tipo de métodos para la depilación. La cera es muy agresiva para las pieles sensibles, haciendo que se irriten y enrojezcan. Es por eso que este tipo de pieles tienen que optar por otro tipo de depilación. Antes de usarlas debemos hacer una pequeña prueba en la piel en una zona que no sea muy sensible. De esta forma podremos saber si nos va a irritar la piel o no.

Otros métodos

Depilación

La depilación láser es perfecta para cualquier persona. En principio hay que hacer más inversión pero tiene la ventaja de que a largo plazo evitamos que el pelo vuelva a crecer. Es un método estupendo para lugares como las axilas o las ingles, que son muy sensibles.

Si deseamos un método rápido, podemos utilizar la cuchilla de afeitar o la crema de afeitar. Estos métodos son perfectos para depilarse de una forma rápida. La única desventaja que le vemos es que el vello no se arranca de raíz, por lo que crece mucho más rápido. Pero es algo apto para todo tipo de pieles.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.