Cómo ser más feliz

Ser feliz no solo es cuestión de que las cosas nos vayan bien. La felicidad depende de nosotros mismos y de la actitud que tengamos ante los problemas y las cosas que debamos enfrentar a diario. Está comprobado que ante problemas similares hay personas que mantienen un alto grado de felicidad debido a su personalidad y a cómo afrontan las cosas. Esto en parte es genético, pero también se puede aprender.

Aprender a ser feliz es algo que podemos hacer si trabajamos en ello día a día. Si bien es cierto que hay cierta tendencia al pesimismo en alguna gente debido a su genética, el ser humano tiene un cerebro muy maleable que puede aprender de nuevo. Por lo tanto os daremos algunas pautas para empezar a ser más felices.

Cambia el concepto de éxito

A menudo en esta sociedad pensamos que el fracaso está ligado a no conseguir un buen trabajo, un gran sueldo o el reconocimiento de la gente. Sin embargo, el concepto de éxito y fracaso no debe ser una idea que está en la sociedad. Cada persona puede tener un concepto de éxito propio. Si para ti tener éxito es ayudar a una persona cada día, no serás un fracasado. Es decir, debemos comenzar a hacer las cosas para nosotros, realizar un trabajo disfrutando de ello y no pensando en el sueldo o el reconocimiento como único fin para hacer las cosas. Eso solo nos convertirá en personas infelices a diario, ya que este tipo de éxito es efímero y realmente no nos hace felices sino a corto plazo.

Vive el momento

Normalmente nos pasamos el rato pensando en lo que tenemos que hacer. Es habitual que una persona se vaya a tomar algo y se pase el tiempo pensando en lo que tiene que hacer por la mañana al día siguiente. Este es un gran error, porque nunca disfrutamos del momento. Aprende de los animales y su felicidad inmediata. Ellos disfrutan del paseo sin pensar en otra cosa, mientras nosotros nos acordamos del trabajo pendiente, de los problemas con la pareja o de cualquier otro conflicto. Aprende a vivir el momento.

Conócete y aprende a ser fiel a ti mismo

En muchas ocasiones cambiamos nuestra forma de hacer las cosas por contentar a los demás o por adaptarnos a lo que esperan de nosotros. En esta vida es fundamental conocernos, saber lo que queremos y sobre todo tener la suficiente autoestima para enfrentarnos a opiniones contrarias o ajenas. Si hacemos cosas con las que no nos sentimos a gusto o que no tienen que ver con nuestra forma de ver el mundo solo nos encontraremos con un sentimiento de insatisfacción y de malestar.

Cuida tu cuerpo

No solo por cuestiones de estética debemos cuidar nuestro cuerpo, sino también porque es beneficioso para nuestra salud y nuestra mente. Está comprobado científicamente que realizar ejercicio moderado a diario nos beneficia de muchas formas. Mejora nuestro estado físico de forma significativa y también nuestro humor. Tras hacer ejercicio físico somos capaces de resolver mejor los problemas, baja nuestro estrés y aumenta nuestro sentimiento de bienestar. Es algo que se recomienda hacer cuando hay trastornos depresivos, como complemento para la recuperación.

Ser agradecido

Esto parece una cosa un poco básica, pero lo cierto es que ser agradecido puede enseñarnos a ser mucho más felices. No solo se trata de dar las gracias por las cosas, sino también de agradecer todo aquello que tenemos. A veces nos olvidamos de lo importante que es tener cosas que damos por hechas. Desde un techo a un sueldo para vivir con comodidad, una buena salud o un cuerpo sano para disfrutar de cada momento. Esto nos hace ser conscientes del aquí y ahora, de forma que nos ayuda a ser más felices.



Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente también me podéis encontrar en MundoPerros, PlayasyResorts, Decoora y Decoluxe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.