Cómo prevenir el mal olor corporal

El mal olor corporal puede causar tanto malestar para la persona que lo padece como para los que lo rodean. Pero además de ello, también puede darnos la sensación de inseguridad, porque a nadie le gusta ir desprendiendo este problema. Es a través de las glándulas sudoríparas que el cuerpo expulsará algunas sustancias tóxicas que corren por la sangre.

Pues es ahí cuando se puede generar un olor bastante intenso, agrio o amargo. Cuando se trata de un olor excesivo entonces hablamos de ‘Bromhidrosis’, en su término más científico. No solo se puede originar en las axilas sino que también las plantas de los pies o las zonas genitales pueden desprender este problema. ¡Te develamos algunas soluciones!.

Causas principales del mal olor corporal

Una de las causas principales del mal olor corporal es por culpa de la alimentación. Si consumimos demasiados embutidos o bien especias o ajo, cebolla o muchos fritos, entonces estaremos almacenando grasas que el cuerpo usará como energía, creando una serie de toxinas en la sangre que el cuerpo expulsará a modo de mal olor corporal. Por lo que todo ello está relacionado con lo que comemos, así como ciertos hábitos como el tabaco o el beber mucho café. Por eso, siempre hay que mantener un equilibrio en nuestra dieta. Introduciremos más verduras y alimentos frescos cambiando en todo momento la manera de cocinarlos. Ya que los fritos los dejaremos por una opción más saludable como es al vapor.

Otra de las causas es una sudoración excesiva tras haber entrenado o realizado la práctica de un deporte. Es cierto que el olor puede ser intenso, pero en este caso es mucho más sencillo de eliminar. Ya que con una buena ducha y usar jabones antisépticos. Lo cierto es que el mal olor corporal puede aparecer en la pubertad y también, en personas que ya tienen antecedentes familiares de un problema como este. Los trastornos metabólicos o el consumo de ciertos medicamentos también puede propiciar su aparición. Aunque no lo parezca a priori, es cierto que hay casos mucho más complicados y que necesitan de un tratamiento a seguir por un dermatólogo. Recuerda que el estrés así como usar prendas que no transpiran, pueden ser otras causas a tener en cuenta.

Cómo prevenir el mal olor

Como ya hemos visto en las causas, las dos principales parecen tener una solución bastante rápida. Si la sudoración es a causa de un ejercicio intenso, necesitamos una buena ducha con el gel o el jabón adecuado. Secarnos bien con una toalla limpia y listo. Si el problema reside en la alimentación, entonces debemos modificarla hacia una dieta mucho más saludable y con ingredientes naturales. Contamos también con los llamados antibióticos tópicos que nos tendrá que recetar nuestro médico.

Los remedios naturales siempre están para ayudarnos y sin gastar demasiado. Por ello, nunca está de más el probarlos. Para reducir la sudoración, nada como tomar un té de salvia. Por otro lado, una vez que salgas de la ducha y la piel esté seca, podrás pulverizar sobre ella una mezcla de lavanda. ¿Cómo se hace?, pues debemos hervir un poco de agua y añadirle seis gotas de aceite de lavanda. Deja enfriar y echa la mezcla en un pulverizador. Al día siguiente ya podrás usarlo.

De nuevo, tenemos que hervir un poco de agua y en ella colocamos media docena de hojas de menta y otras tantas de romero. Dejaremos reposar una media hora, colaremos y esperamos a que se enfríe. De nuevo, después de la ducha podremos aplicar esta mezcla en las zonas donde la sudoración es mayor. Evita esas partes más sensibles o si tienes alguna irritación. Si ninguno de estos remedios te funciona, es el momento de acudir al médico para que sea él quien evalúe tu caso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.