Cómo conseguir que una ruptura sea saludable

terminar-relacion-pareja

Poner fin a una determinada relación no tiene por qué ser algo traumático que quede marcado para toda la vida. Lo mejor es hacerlo de una manera saludable y en el que ambas partes no sufran. Hay que partir de la base de que hay veces que las cosas no funcionan y que no pasa nada por ello.

Es mucho mejor el sentarse junto a la pareja y acordar de mutuo acuerdo que la relación no ha fructificado y que es mejor para ambos poner fin a la misma. En el siguiente artículo te contamos cómo terminar con una relación de una forma saludable.

Hablar y dialogar con la pareja

De nada sirve alargar el sufrimiento y seguir con una relación que no aporta nada a ninguna de la partes. En muchas ocasiones no se da el paso por el miedo o el temor a la reacción que pueda llegar a tener la pareja. A pesar de ello es importante sentarse junto a la pareja y plantear de una manera relajada que la relación debe llegar a su fin. No pasa nada por mantener una conversación entre adultos y hablar las cosas cara a cara con la pareja.

Gestionar las emociones

Terminar mal una determinada relación suele acarrear problemas emocionales a ambas partes. Para evitar esto es importante que la ruptura sea lo más tranquila posible. Ambas personas deben saber en todo momento gestionar las emociones para que el fin de la relación no suponga un auténtico trauma que sea difícil de superar. Es normal que la ruptura provoque ciertos sentimientos negativos como la tristeza o la culpa, por ello es bueno el saber gestionar tales emociones y poder superar dicho momento.

Saber pasar página

Aunque pueda resulta complicado al principio es importante el saber pasar página e intentar seguir con la vida. El fin de una relación supone cerrar una determinada etapa de la vida y abrir otra totalmente nueva. El problema de mucha gente se debe al hecho de que conciben la ruptura con la pareja como un auténtico drama y como un final cerrado que es complicado seguir.

ruptura

Quédate con lo bueno

A la hora de poner fin a una determinada relación de manera saludable hay que saber quedarse con lo bueno de dicha unión. A partir de ahí hay que ser consciente de que una puerta se ha cerrado pero que habrá otras puertas que se llegarán a abrir. Quedarse con lo bueno es importante a la hora de acumular ciertas vivencias que ayuden a futuras relaciones con otras personas.

En definitiva, no resulta nada fácil ni sencillo el poner fin a una determinada relación. Es algo que no gusta a nadie, de ahí que en un muchas ocasiones dicha ruptura no sea lo saludable que se querría. Sin embargo es bueno para las partes que el fin de la relación se realice de una manera adulta y sin llegar a los malos modos ni a las malas maneras. El fin de una relación no debe suponer ningún trauma para nadie y hacerlo siempre de la manera más saludable posible.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.