Cómo no caer en la monotonía dentro de la pareja

El llevar mucho tiempo juntos, puede ser un arma de doble filo para muchas parejas. Por una parte puede indicar que todo marcha sobre la seda y el amor está presente a todas horas. Sin embargo, hay un gran riesgo de que la relación caiga en la más absoluta monotonía con todo lo que ello conlleva.

Es importante por tanto el tener detalles continuos con la pareja y mantener viva en todo momento la chispa del amor dentro de la relación.

El peligro de la monotonía en la pareja

El amor hay que cuidarlo todos los días ya que de no ser así, existe el peligro de que el mismo se acabe y la relación esté avocada al fracaso. A pesar de los años de relación, no se debe caer nunca en la monotonía y en la rutina. Por desgracia muchas parejas se terminan rompiendo debido a que la rutina se instala en la vida de ambas personas. Para que ello no llegue a producirse, es importante el seguir una serie de pautas o consejos que mantengan a la pareja en lo más alto.

Muestras de afecto constantes

Las muestras de cariño en una pareja son esenciales a la hora de que cuidar la relación. El llevar muchos años juntos no debe ser nunca un pretexto para dar besos y abrazos a la pareja. Con dichas muestras de afecto, la chispa del amor se mantendrá siempre viva y no habrá ningún tipo de peligro de caer en la monotonía. El contacto físico es clave para el buen devenir de cualquier relación y por tanto no se puede perder nunca.

Felicidad en pareja

Respetar el espacio de cada uno

No hace falta el pasar todo el tiempo junto para demostrar el amor en la pareja. En una relación sana, cada uno debe tener su espacio personal para poder dedicar tiempo a uno mismo. La monotonía puede producirse por el hecho de no tener nada de tiempo libre para relajarse o disfrutar de ciertas actividades de manera individual.

Detalles románticos

A todo el mundo le gusta ser sorprendido por su pareja y observar que el amor sigue estando presente. Los detalles de tipo romántico son perfectos a la hora de huir de la monotonía. Un ejemplo de ello puede consistir en escribir una frase de amor en el espejo del baño. Espera a que dicho espejo se empañe de vaho para escribirle algo bonito a tu pareja. Otra idea puede consistir en escribir una nota de amor en algún lugar de la casa y conseguir que al encontrarla la otra persona sepa lo enamorado/a que estás.

En definitiva, la monotonía o la rutina nunca deben estar presente en una pareja. Con el paso del tiempo, dicha rutina va a provocar que la relación se estanque y la misma esté avocada al fracaso. No vale para nada el escudarse en llevar muchos años con la pareja para justificar la monotonía en la misma. El amor no puede desaparecer sin más y debe estar presente siempre en la propia pareja. Recuerda que dicho amor es como una planta, hay que regarlo para mantenerlo vivo, ya que de lo contrario se marchita y la llama del amor se termina apagando para siempre.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.