Cómo lavar el pelo después de un día de playa o piscina

lavar el pelo despues de playa

Lavar el pelo, después de un día de playa o de piscina, puede no ser algo tan sencillo. Porque como bien sabemos, el sol hace estragos pero también el agua del mar o el cloro. Por todo ello y más, siempre necesitamos tener a mano los mejores consejos para mantener un buen cuidado capilar.

Así que, como estamos en plena temporada de vacaciones, disfrutando de ese buen tiempo, llega el momento de conocer cómo es lo más acertado para poder disfrutar de una melena más cuidada. Son muchos los factores que influyen, pero hoy vamos a ponerle fin a los que no nos convienen y a optar por los que sí. ¿Estás preparada?

¿Puedo usar el champú todos y cada uno de los días?

Es cierto que siempre hay diferentes teorías acerca del champú y de su uso frecuente o no. Si quieres, nos podemos lavar el pelo todos los días de la semana. Pero también es verdad que debemos de saber qué tipo de champú usar. En este caso, sí que podrás utilizarlo todos los días, pero recuerda que debe ser un champú suave y que apenas sirve el que nos indica que sea para todos los días. De modo que así, lo estemos cuidando mucho más. En verano tiende a resecarse más de la cuenta, de ahí que necesitamos un champú que lo regenere y le aporte la hidratación necesaria para mantener su brillo y belleza.

lavarse el pelo

¿Lavado o aclarado?

Es cierto que después de la exposición solar, el cabello necesita más hidratación que nunca. El lavado ayudará como hemos comentado, si usamos el champú adecuado. Pero por otro lado, si tan solo hemos ido a la playa, podremos hacer excepciones. Lo ideal es que si vas muchos días seguidos, pruebes a lavarlo uno con champú y al siguiente, tan solo lo aclares pero sin más. Es una manera perfecta de poder cuidarlo sin apenas darnos cuenta. Así, estaremos eliminado los restos de yodo del mar, pero sin castigarlo. Puedes usar una mascarilla para ayudar en el proceso, pero sin champú tal y como mencionamos.

El agua siempre templada a la hora de lavar el pelo

Si el champú es importante, la temperatura del agua no se queda atrás. Para seguir cuidando nuestro cabello, necesitamos saber que el agua muy caliente lo va a debilitar todavía más, por lo que se aconseja que esté siempre templada y tirando a un poco fresca, pero sin pasarnos. Ya que como bien sabemos, el agua templada o tibia es la que se encarga de eliminar por completo la suciedad, de ahí que sea principal ante la fría.

cuidar cabello del sol

Un buen masaje en el cuero cabelludo

El día que nos toque aplicar el champú, lo haremos a conciencia. Esto nos viene a decir que debemos hacerlo con la ayuda de un buen masaje. Pero eso sí, sin hacer demasiada presión, porque podemos activar las glándulas sebáceas. Así que, esto implicaría más grasa para el cabello y no es lo que deseamos. Por lo que como vemos, todo en su justa medida sí será necesario. ¡Hay que tener un cierto equilibrio también en la belleza!

¿Cómo seco el cabello?

Los secadores y la temperatura muy caliente también suele dañar el cabello y el cuero cabelludo. Por eso, siempre tendemos a dejarlos de lado. Sobre todo ahora en verano cuando las temperaturas son tan altas. Pero es cierto que lo mejor para el cabello es secar un poco la zona del cuero cabelludo con secador. Sin acercarlo demasiado y con una temperatura templada. Lo que queremos conseguir es eliminar toda la humedad. Por lo que el resto de la melena sí que podrá secarse al aire. ¿Y tú sigues estos pasos?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.