Cómo hacer que tus ensaladas sean más saludables

Ensalada saludable

Las ensaladas forman parte de la gran mayoría de las dietas y tienen la fama de contener pocas calorías y ser muy saludables. Sin embargo estas cualidades pueden darse o no, dependiendo de los ingredientes que elijamos a la hora de hacer nuestra ensalada.

Si quieres hacer que tus ensaladas sean más saludables, te damos unos cuantos consejos. Es importante tener muy en cuenta los ingredientes que utilizamos para conseguir que la ensalada sea mucho más sana.

Utiliza la lechuga como base

Lechuga para la ensalada

La verdura es un gran alimento y tiene la capacidad de saciarnos y de tener pocas calorías. Por eso es una gran idea utilizarla como guarnición y como base para los platos. En el caso de las ensaladas podemos utilizar la lechuga, que además tiene estupendas propiedades y cuenta con pocas calorías. Hay muchos tipos de lechuga, desde la Iceberg a la lombarda. También se pueden usar otro tipo de verduras en los platos como los canónigos o incluso las espinacas crudas. Estas verduras nos ayudarán a crear un plato grande que nos sacie sin pasarnos con las calorías.

Añade frutos secos

Frutos secos

Los frutos secos tienen muchas vitaminas, pero también cuentan con grasas y calorías. Es por eso que si vamos a añadirlos a nuestra ensalada debemos ser moderados. No se debe consumir más de un puñado diario en las comidas. Estos frutos secos aportan un gran valor nutricional a nuestras ensaladas pero siempre se deben tomar con moderación.

Evita las salsas

Aliño de ensalada

Una de las cosas que añaden más calorías y grasas a nuestras ensaladas son los aliños y las salsas que se le añaden. Una salsa de yogur o una salsa rosa pueden añadir muchas calorías y estropear la parte sana de la ensalada. Es por eso que a la hora de aliñar las ensaladas es mejor utilizar un poco de aceite de oliva, especias o bien limón y vinagre. Si moderamos el uso del aceite y evitamos las salsas que solamente añaden calorías, conseguiremos que nuestra ensalada siga siendo muy sana.

Proteínas magras

En las ensaladas también hay espacio para las proteínas, porque son muy necesarias. Una ensalada debe llevar un poco de todo para ser un plato de lo más completo. Podemos añadir proteínas con pescado y omega-3, con atún, o bien trozos de pavo y palitos de cangrejo. Este tipo de proteínas no añaden demasiadas calorías pero son muy sanas. También es posible añadir algunas proteínas vegetales con legumbres como los garbanzos y las lentejas. Los hay cocinados y en bote, perfectos para añadir directamente en la ensalada después de escurrirlos. Es una de las mejores fuentes de proteínas que hay.

Los lácteos

Queso en la ensalada

También puedes añadir lácteos, los cuales nos proporcionan una estupenda fuente de calcio como pueden ser los quesos, que son ideales para las ensaladas. En este caso también se recomienda añadir queso fresco, puesto que es el que menos grasa tiene. Además, el yogur natural se puede usar en ocasiones como una excelente salsa para aliñar nuestra ensalada de una forma diferente.

Controla las cantidades

Ensalada

A veces nuestra ensalada es sana, pero pecamos precisamente en las cantidades porque pensamos que podemos comer todo lo que deseemos. Como cualquier comida cuenta con sus calorías, y aunque estas suelen ser reducidas no se debe abusar de ninguna manera. Es por eso que siempre debemos controlar las cantidades que añadimos en las ensaladas. Hay que utilizar un recipiente en el cual controlemos lo que añadimos y sobre todo no pasarnos en aquellos alimentos que pueden resultar un poco más calóricos para evitar sorpresas. No sería la primera vez que se sube de peso precisamente por añadir demasiados ingredientes, salsas o cantidad en una ensalada pensando que es un plato que siempre será sano.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.