Cómo hacer crema reductora casera

Con la primavera a un paso seguro que ya comenzamos a poner en marcha la operación bikini. Hay quien se ha apuntado al gimnasio y quien ha decidido que es momento de comenzar a cuidar mucho más la piel. Aunque esto deberíamos hacerlo durante todo el año, es cierto que somo muchos los que nos preocupamos en el último momento.

Como en la actualidad está muy de moda el utilizar ingredientes caseros para hacer cremas y curas de belleza, os daremos algunas ideas para hacer una crema reductora casera. Estas cremas se pueden comenzar a utilizar para ayudarnos a llegar mejor al verano. Pero también deben ir acompañadas de dieta y ejercicio diario.

Crema reductora de café

Esta es una de las cremas reductoras más populares que hay, porque además es muy conocido el efecto que tiene la cafeína sobre la celulitis. Esta crema es ideal para quienes tengan la antiestética celulitis en zonas determinadas, para hacer un tratamiento localizado. Si te fijas bien, en muchas de las cremas anticelulíticas o con capacidad reductora es posible encontrar la cafeína como uno de sus ingredientes estrella.

Para hacer esta crema podemos guardar los posos del café que quedan en la cafetera después de hacerlo. A estos posos le podemos añadir una cucharada de café molido y también un poco de aceite de oliva. Mezclamos bien y tendremos una especie de pasta que va a ser ideal para la piel. El café descongestiona y es reductor, además de tener cierto efecto exfoliante. Por su parte, el aceite de oliva es un ingrediente que ayuda a hidratar la piel en profundidad a la vez que realizamos un estupendo masaje en las zonas afectadas. Además, este tipo de crema nos permite reutilizar los posos del café, los cuales tendríamos que tirar después de hacer café.

Hay quien se masajea antes de la ducha y retira el producto. Pero también se puede dejar reposar la mezcla después del masaje. Se cubriría con papel film y se dejaría unos veinte minutos, de forma que actúe todavía más sobre la piel. Esta parte puede ser un poco incómoda, pero vale la pena hacerlo para ver cómo la piel comienza a tener un mejor aspecto.

Crema reductora con hiedra

La hiedra es una planta que tiene estupendas propiedades para reducir la grasa y el volumen en nuestra piel. Esta planta cuenta con hederagenina y saponina. Sus propiedades hacen que realice una constricción de los vasos sanguíneos, con lo cual se consigue mejorar la circulación y la eliminación de toxinas, evitando y reduciendo la celulitis.

Para hacer la crema reductora hay que coger algunas hojas de hiedra, la cual es muy popular y crece en muchos sitios. Incluso podemos plantar una en casa, aunque hay que recordar que es una planta trepadora. Estas hojas deben recortarse y ponerse en un mortero con un poco de agua para poder sacarles el jugo. Cuando estén bastante machacadas podemos añadir aceite de oliva a la mezcla. Así tendremos una sencilla crema que podemos aplicar dando ligeros masajes circulares en las zonas afectadas.

Crema reductora con alcanfor

Esta última crema cuenta con unos ingredientes diferentes. Se hace con unas cucharadas de bicarbonato de sodio, unas cucharadas de alcohol, varias pastillas de alcanfor y vicks vaporub, el cual se puede comprar en la farmacia. La cantidad dependerá de la zona en la que tengamos que aplicar la crema. Notaremos una gran descongestión de los tejidos y una mejora de la zona. En este caso también se recomienda cubrir la zona con papel film. La primera vez es mejor cubrir la zona durante media hora, para ver si hay alguna reacción en la piel. Si no la hay, se puede dejar la mezcla incluso toda la noche para que actúe mejor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.