Cómo hacer aceite de rosa de mosqueta

Aceite de rosa de mosqueta

El aceite de rosa de mosqueta es uno de los más utilizados en la actualidad. Se trata de un aceite muy apreciado por sus características, ya que ayuda a cicatrizar la piel y también a que tenga un aspecto mucho más sano e hidratado. Este tipo de aceite es apto para todo tipo de pieles, por eso es perfecto para toda la familia.

Es sencillo encontrar hoy en día el aceite de rosa de mosqueta a la venta. No obstante, son cada vez más las personas que hacen sus propios aceites en casa, de forma artesanal. Si deseas crear tu propio bote casero de aceite de rosa de mosqueta, te contamos cómo hacerlo.

El escaramujo

Rosa de mosqueta

Si no sabes de dónde se saca este tipo de aceite, te contamos que se trata de los rosales salvajes que crecen en bosques, sobre todo en climas cálidos. Estos arbustos cuentan con un fruto, que es el escaramujo. Destaca por tener un color rojo intenso cuando está en su mejor momento de maduración. Estos escaramujos se pueden comprar en tiendas especializadas si no los encuentras en donde vives, ya que no se dan en todos los sitios. Si los tienes cerca, puedes ir a recolectarlos, pero debes tener en cuenta que la época en la que se deben recoger es el otoño, cuando están maduros, y deben cogerse cuando el clima esté seco, ya que de lo contrario podrían coger humedad y estropearse por los hongos.

Hacer aceite de rosa de mosqueta

Escaramujo

Para hacer el aceite necesitamos en realidad pocas cosas. El aceite de almendras es el que va a servir de base para hacer el aceite y se puede hacer o comprar, ya que además es muy económico. Debes retirar la rama y el pico a todos los escaramujos y cortarlos por la mitad. En un bote grande de cristal se mete el aceite de almendras y los escaramujos. El proceso es largo, ya que hay que esperar a que estos frutos dejen todas sus propiedades en el aceite. Se tapa el bote con papel albal y se pone en un lugar seco y a temperatura ambiente. El proceso suele tardar al menos un mes y hay que remover el bote de vez en cuando.

Una vez pase este tiempo, lo único que debemos hacer es colar los escaramujos y separarlos del aceite. Tendremos ya nuestro estupendo aceite de rosa de mosqueta para utilizar. Se debe de poner en un bote de cristal para su conservación y guardarlo en un lugar seco sin que le de la luz directa del sol.

Propiedades del aceite de rosa de mosqueta

Rosa de mosqueta

Este aceite es muy apreciado por tener un gran poder cicatrizante para la piel. Se suele utilizar cuando tenemos que curar cicatrices ya cerradas y regenerar la piel. Es por eso que se recomienda en caso de embarazo para prevenir la aparición de estrías por la rotura de los tejidos que más tarde cicatrizan.

El poder cicatrizante y curativo de este aceite también es un gran aliado para las pieles con acné. Se sabe que con el acné a veces quedan cicatrices porque la piel se infecta y pueden producirse heridas. El resultado son manchas y cicatrices pequeñas que estropean la piel. Si aplicamos a diario un poco de aceite de rosa de mosqueta podremos ayudar a la piel a recuperarse.

El aceite también es muy usado como cosmético antienvejecimiento. Como muchos otros aceites, nutre la piel en profundidad, por lo que estamos ante un aceite perfecto para pieles maduras o para pieles jóvenes que desean evitar las arrugas a largo plazo. Es perfecto para utilizar en la zona del contorno de los ojos, en donde la piel es tan delicada, o en el rostro.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.