Cómo decirle a tus hijos que son adoptados

tener tres hijos

Explicar que tus hijos son adoptados puede que no sea fácil sobre todo si nunca lo has hecho antes y los has criado como hijos biológicos. Son muchas las cosas que debes sopesar y considerar, y sobre todo, analizar tus propias emociones. Aunque lo más importante es reflexionar sobre, ¿cómo afectará esta información a tu hijo?

Lo ideal es leer cuentos a los niños desde que son muy pequeños que hablen sobre la adopción, de esta manera podrás explicarles el concepto de la forma más natural posible. Pero además, no te pierdas estos consejos para que sea aún más fácil.

Comenzar desde pequeños

Para evitar que sea algo difícil de interiorizar para tu hijo, trata de hablar abiertamente desde que sea muy pequeño. No deberían tener que darse cuenta de que son adoptados sin que se lo digas tú antes; ayuda mucho si es algo que siempre han sabido. Es por eso que un libro que se lo explica se vuelve muy útil, especialmente cuando se lo lees cuando aún son pequeños.

No hables mal de los padres biológicos

No demonices a los padres biológicos ni hagas que parezcan enemigos. Trata de que sea breve si su pasado es triste. Más bien, concéntrate en el hecho de que una mujer amable les dejó crecer en su vientre. Simplemente sabía que lo mejor para ellos era que ella se los entregara a una familia amorosa porque no podía cuidarlos en ese momento. Evita llamarle “madre”, pero llámala por su nombre en caso de que lo sepas o simplemente di “ella”.

tiempo con hijos

Debes estar abierto/a a preguntas

Tendrás que intentar proporcionar tanta información como tus hijos puedan asimilar antes de que tengan que preguntar. Tan pronto como haya preguntas y dudas, el problema se convierte en eso, en un problema. Más bien, crea un espacio abierto en el que puedan expresarse libre y abiertamente contigo. Esto puede ser difícil si tienen dudas para compartir o se sienten inseguros con tu relación. Pero tienes que recordarles que ellos son tu felicidad y habéis formado una familia real.

No te deben nada

Trata de no decirles que tuvieron la suerte de ser adoptados o que tuvieron la suerte de encontrarte. Recuérdales que son ellos los que te han traído a ti la felicidad y que han completado tu familia. Ellos no deben sentir que tienen algún tipo de deuda emocional contigo.

Invierte en libros útiles, si es necesario invierte también en terapeutas, trabajadores sociales, etc. para brindarle a tu pequeño la ayuda que necesita para llegar a un acuerdo con su familia o para entender mejor.

Apoya sus sentimientos

Cada persona es diferente. Algunos niños pueden ser despreocupados. Otros pueden sentir ansiedad o enfadarse. Adivina qué … podrían haber tenido esas emociones exactas si tanto si fueron adoptados o como si hubiesen sido tus hijos biológicos. Intenta no moldearlos demasiado y obstaculizar sus emociones. Trata de no clasificar cada reacción y sentimiento bajo el paraguas de la adopción. Sólo déjalos ser ellos mismos.

¿Ya sabes cómo se lo vas a decir?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.