Cómo cuidar el cuero cabelludo sensible

Cuero cabelludo sensible

Cuando compramos un champú o algún otro tipo de producto para el cabello solemos pensar en el efecto que tendrá en nuestro pelo, pero solamente las personas que tienen el cuero cabelludo sensible piensan también en el efecto que va a tener en esta zona de su cuerpo. Los productos que usamos en el cabello afectan directamente al cuero cabelludo, sobre todo si nuestra piel es sensible.

Vamos a ver cómo cuidar el cuero cabelludo sensible, un problema que sufre mucha gente y que puede llegar a ser algo crónico. Este tipo de piel puede sufrir desde rojeces a descamación, picor, quemazón y problemas como psoriasis o eccemas. Por eso es tan importante cuidarlo como se merece.

Cuero cabelludo sensible qué es

Cuidar el cuero cabelludo

El cuero cabelludo sensible es aquel que reacciona a determinadas cosas y termina enrojecido, con picor o descamado. Nuestra piel cuenta con una capa protectora que si se ve dañada por factores externos o internos hace que reaccione con picores, enrojecimiento, inflamación o descamación. Es un tipo de cuero cabelludo sensible que es más frecuente de lo que pensamos. Muchas personas sufren este problema de forma crónica, por lo que deben cuidar a diario todo lo que hacen para no dañarlo más, pero otras personas lo tienen en momentos puntuales.

Qué causa este problema

El cuero cabelludo sensible puede surgir porque tenemos la piel sensible y esta reacciona a muchas cosas. Desde el cambio de tiempo a la falta de hidratación o el uso de algún producto que le resulte demasiado agresivo por la química que lleva. Muchas personas también experimentan estos problemas por ejemplo cuando ven la piel expuesta al sol, al frío extremo o bien cuando utilizan productos que no son los adecuados para su piel. El estrés también puede ser un factor a tener en cuenta, ya que es algo que puede llegar a afectar directamente a la piel, bajando nuestras defensas.

Revisa tus productos

Cuero cabelludo sensible

Una de las primeras cosas que debemos hacer si notamos que nuestro cuero cabelludo tiene rojeces, caspa, tirantez o está irritado es recopilar todo aquello que usamos en esta zona. Desde el champú a alguna mascarilla. Principalmente suele ser el champú, ya que lo usamos directamente en el cuero cabelludo, o también los tintes que son bastante agresivos si tenemos el cuero cabelludo sensible.

Si se trata del tinte que utilizas, acude a profesionales en busca de un tinte o una solución que sea lo menos agresiva posible. Si aún así persiste el problema quizás debas plantearte pasar a los métodos más naturales. Nos referimos a la henna, la cual protege el cabello, no daña el cuero cabelludo y nos proporciona un tono rojizo muy natural. Dependiendo de la base de tu pelo te proporcionará un tono u otro. Evidentemente, la gama de colores se ve así muy reducida, pero el cambio de tu cabello puede ser asombroso.

Si se trata del champú, tienes una gran gama de productos que puedes usar. Puedes consultar en farmacias, con firmas como Eucerin o Bioderma que tienen gamas para pieles sensibles. Además, puedes pasarte a los champús naturales. Los champús sólidos son los que más nos gustan, ya que duran muchísimo y tienen estupendas propiedades. En firmas como Lush puedes encontrar algunos que son perfectos para este tipo de problemas.

Haz una mascarilla natural

Miel para el cuero cabelludo

Los problemas del cuero cabelludo pueden tratarse con mascarillas naturales. La miel es un ingrediente perfecto para hacer una mascarilla, ya que se trata de un producto que es antiséptico, hidratante y calmante. El aloe vera es otro de nuestros grandes aliados cuando tenemos la piel sensible, ya que con esta sustancia podemos calmar todo tipo de pieles.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.