Cómo conseguir unos dientes más blancos en casa

Dientes más blancos

Con el día a día los dientes pueden ir adquiriendo tonos más oscuros e incluso añadiendo manchas. Es por eso que en ocasiones tenemos que blanquear los dientes. Se realizan tratamientos profesionales de blanqueamiento pero también se pueden conseguir unos dientes más blancos en casa.

Si quieres blanquear tus dientes en casa hay algunos trucos que puedes realizar. Siempre es bueno realizar una consulta y revisión de la dentadura para ver que no tenemos ningún problema, ya que algunos de los tratamientos blanqueantes hacen que el esmalte se desgaste y pueden resultar perjudiciales.

Cómo evitar las manchas en los dientes

Dientes blancos

Antes de plantearnos el blanqueamiento debemos pensar en el por qué de las manchas en los dientes. Hay muchas cosas que podemos hacer para evitar las manchas en los dientes o que estos se oscurezcan. La calidad de nuestro esmalte también tiene que ver en este proceso, ya que si tenemos buen esmalte y un color claro, siempre se van a ver más blancos.

Hay que evitar fumar y también el café, pues son las causas más comunes de manchas en los dientes. Utilizar bebidas gaseosas puede estropear el esmalte y hacerlo más poroso, con lo cual es más fácil que aparezcan manchas. Las manchas amarillas pueden aparecer por los alimentos más ácidos, como pueden ser los cítricos. Evitar estos alimentos o bien tomar las bebidas con pajita puede ser una forma de evitar las manchas. Además, será imprescindible tener una buena higiene bucal.

Bicarbonato para los dientes

Bicarbonato para los dientes

El bicarbonato es uno de los trucos más utilizados para blanquear cosas en general. Pero quizás no sabías que son muchas las personas que los usan también en los dientes. Hay que tener en cuenta que pueden desgastar el esmalte si se usa con demasiada frecuencia. Pero una forma de blanquear los dientes consiste en coger un poco de bicarbonato extenderlo por los dientes y dejarlo actuar. A continuación nos enjuagamos la boca y la cepillamos normalmente. Podremos ver los resultados rápidamente si aplicamos el bicarbonato sobre los dientes, actuando sobre las manchas y el color.

Otra forma de hacerlo es diluir un poco de bicarbonato en agua y mojar el cepillo de dientes. Nos cepillaremos con cuidado a continuación y aclararemos la boca. Esto podremos hacerlo una vez a la semana pero cuando veamos el cambio es mejor desistir para evitar daños en el esmalte. Si tenemos dudas siempre podemos consultar en un dentista o nuestro médico de cabecera. No se recomiendan estas soluciones en el caso de los dientes sensibles, ya que el bicarbonato puede volverlos todavía más sensibles.

Carbón para los dientes

El carbón vegetal es otro de los trucos que se utilizan para blanquear los dientes. En la actualidad también podemos comprarlo en pequeñas pastillas en firmas como Lush para aplicarlo sobre los dientes. Lo que se suele hacer en estos casos es morder estas pastillas para que se extiendan por la boca como un polvillo y con cepillo de dientes mojado cepillaremos los dientes. Se puede hacer también una o dos veces por semana durante un tiempo, pero sin excederse.

Vinagre para los dientes

Vinagre para los dientes

En el caso del vinagre hemos encontrado opiniones contrapuestas. Hay quien dice que blanquea los dientes y hay quien dice que es un remedio que no es efectivo y que incluso puede llegar a mancharlos. Lo cierto es que el vinagre siempre se ha utilizado como blanqueante, por lo que es otro truco que se puede utilizar.

Limón y bicarbonato

El bicarbonato se puede mezclar con limón para crear un efecto más blanqueante. Esto se debe hacer solo para los esmaltes más fuertes, pues el limón corroe el esmalte y el bicarbonato ayuda. Como decimos son cosas que se deben hacer solamente de manera puntual para evitar problemas en los dientes.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.