Cómo conseguir iluminar la piel apagada

El problema de tener una piel apagada es que se ve sin vida y nos suma años. En muchas ocasiones los problemas no son las impurezas ni las arrugas, sino el cansancio que se acumula y hace que nuestra piel se vea opaca y con un mal tono. Hay varias cosas que podemos hacer para volver a tener una piel luminosa y saludable, que además serán beneficiosas para nosotras.

Una piel luminosa se puede conseguir con maquillaje, pero lo cierto es que la piel también es un indicativo de nuestra salud, por lo que debemos tener en cuenta que algo va mal cuando esta se encuentra sin vida y con un mal tono. Es por eso que debemos intentar conseguir iluminar la piel apagada.

La hidratación desde dentro y fuera

Si no habéis hecho nunca la prueba, es hora de hacerla si vuestra piel está apagada y le falta luminosidad. La gran mayoría de las veces es por falta de hidratación. Si piensas que con utilizar una crema hidratante por fuera es suficiente, estás equivocada. Haz la prueba y trata de ingerir dos litros de agua con infusiones y agua durante una semana. Al final de esa semana probablemente ya habrás notado el cambio en tu piel, que se hallará más jugosa, luminosa y con menos arrugas.

La oxigenación de la piel

Otra de las cosas que  hemos comprobado es que la oxigenación de la piel es muy importante para tener un tono y un color adecuado. Oxigenar los tejidos es bien simple. Seguro que más de una vez, después de hacer deporte has notado que el tono de tu piel es realmente saludable, lo que surge de una oxigenación de los tejidos desde dentro. Así que una de las mejores cosas que puedes incorporar a tu vida es el ejercicio moderado. Esto te ayudará en muchos sentidos, desde oxigenar la piel a eliminar toxinas, mejorar la circulación y sobre todo nuestro estado de ánimo.

Cuida lo que comes

La alimentación también es algo que incide directamente en el estado de nuestra piel. Para una piel bonita y luminosa hace falta tener una dieta con antioxidantes y alimentos que aporten proteínas  y sobre todo muchas vitaminas. Verduras y frutas deben ser la base de una buena alimentación.

Los efectos del estrés

El estrés es uno de los mayores enemigos de la salud de nuestra piel, ya que tiene muchos efectos diferentes sobre ella. Uno de ellos puede ser el darnos un tono apagado, crear más arrugas o restarnos luminosidad. Si ya hemos añadido el ejercicio físico a la ecuación, entonces ya tenemos un gran factor para acabar con el estrés. Podemos añadir otros detalles, como el realizar actividades relajantes como el yoga.

Horas de sueño

Seguro que también habrás comprobado que un buen descanso hace que nos levantemos con una piel luminosa y descansada. Las horas de sueño y descanso ayudan a que la piel se recupere de los daños sufridos y se regenere, por lo que es el momento ideal para cuidarla con productos muy específicos.

Utiliza productos adecuados

Los productos cosméticos que usemos tienen una gran importancia si los usamos bien. Hay que tener en cuenta que deben ser productos adecuados a nuestro tipo de piel, para que no tengan un efecto indeseado sobre esta. Siempre debemos escoger productos específicos para el tipo de piel y para la ocasión, ya que son diferentes las cremas de noche, que tratan de regenerar, que las de día, que protegen de los agentes externos e hidratan.

Súmate a los masajes

Otra cosa que podemos hacer y que no nos supondrá ningún gasto es realizar masajes en el rostro. El yoga facial es una buena alternativa para mejorar el tono de nuestra piel y para mejorar su circulación.



Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente también me podéis encontrar en MundoPerros, PlayasyResorts, Decoora y Decoluxe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.