Cómo conseguir cuidar la piel mixta

Cuidados

La piel mixta es muy habitual y también es una de las pieles más difíciles de cuidar, puesto que tiene partes muy diferenciadas. Esta piel mezcla las zonas grasas con otras más secas, de ahí que sea tan difícil cuidarla de forma adecuada para que se encuentre en las mejores condiciones. No obstante, con los cuidados adecuados podremos hallar el equilibrio que este tipo de piel necesita.

La piel mixta es un tipo de piel que necesita de cuidados específicos como sucede con otros tipos de piel. Primero tenemos que saber si nuestra piel forma parte de este tipo y después hay que proporcionarle los cuidados necesarios para que se encuentre en el mejor estado posible.

Qué es la piel mixta

La piel mixta se caracteriza por tener zonas de piel grasa y zonas más secas, lo que hace muy difícil la elección de productos, ya que lo que va bien para la grasa no va bien para la zona seca y viceversa. Suele tener la denominada zona T, que es la zona de la frente, la nariz y la barbilla. Esta zona es en donde se produce más grasa y en donde se suelen tener impurezas. No tiene tanto acné como las pieles grasas pero sí puede tener puntos negros e impurezas en la zona T. De ahí que tengamos que usar productos específicos y cuidar el rostro de una forma diferente.

Utiliza el multimasking

Piel mixta

Normalmente compramos una mascarilla facial para toda la cara, pero en las pieles mixtas nos encontramos con zonas muy distintas en la piel del rostro. Puede que no encuentres mascarillas que se adapten a las dos zonas, por lo que puedes comprar varias mascarillas y hacer el multimasking, que se trata de mezclar mascarillas para conseguir mejores resultados. Utiliza una mascarilla para pieles grasas en la zona T y otra que tenga poder hidratante en la zona de las mejillas, que es más seca y necesita otros cuidados.

Mascarilla de arcilla verde para la zona T

Mascarilla de arcilla verde

Una de las mascarillas que mejor termina con el problema de la grasa y de las impurezas es la de arcilla verde. Esta arcilla se puede comprar en forma de polvo y se mezcla con agua tibia hasta conseguir una pasta que sea fácil de extender. Aplícala sobre la zona más grasa del rostro y deja actuar una media hora. Esta mascarilla ayuda a producir menos grasa y también a afinar poros y a evitar que aparezcan todos esos puntos negros e impurezas en la zona. El resultado es una piel más limpia y con menos grasa.

Mascarilla hidratante para las mejillas

En la zona de las mejillas puede que notes sequedad, de ahí que en esta zona necesites una mascarilla que sea hidratante. Puedes utilizar ingredientes naturales que encontrarás fácilmente, como puede ser el aceite de coco o también la miel, que ayuda a humectar la piel. En esta zona siempre puedes aplicar una hidratante más profunda o los aceites naturales que ayudan a tener la piel en buen estado y a evitar la piel seca y tirante.

Limpieza profunda pero suave

Agua micelar

Los limpiadores son muy importantes en la piel mixta, ya que deben eliminar la grasa sin dañar la piel en su zona más seca. De ahí que debamos elegir un buen limpiador que sea suave al mismo tiempo. Recomendamos productos nuevos como puede ser el agua micelar. Este agua retira las impurezas y sirve de tónico al mismo tiempo. Retira el maquillaje y es suave con la piel sin dejarla reseca ni tirante. Es por eso que se trata de un producto perfecto para la piel mixta, ya que limpia sin resecar.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.