Cómo arreglar una uña rota

Arreglar una uña rota no es un trabajo complicado. Aunque pueda parecerlo, en cuestión de pocos minutos, podrás lucir unas uñas perfectas. Es complicado mantener siempre la manicura tal y como nos gusta. Porque las uñas se pueden volver más quebradizas debido a numerosos factores.

De ahí que se rompan y nos tengamos que echar las manos a la cabeza. No queremos cortarnos el resto de las uñas por igual, así que, lo que vamos hacer es bastante más sencillo. Descubrirás que no hace falta cortar por lo sano, simplemente, vamos a arreglar la uña rota y listo. ¡Mucho más sencillo!.

Cómo arreglar una uña rota paso a paso

¿Se te ha roto una uña?. Pues no te preocupes más de la cuenta. Aquí te contamos paso a paso qué es lo que tienes que hacer para ponerle solución.

  • En primer lugar lava las manos. Pero siempre con el cuidado de no abrir más la rotura y que luego sea el doble de complicado el tener que arreglarla.
  • Busca una bolsita de té. Si no tienes, sirven los filtros del café. Lo que tienes que hacer es cortar un trozo que tenga la forma y el tamaño de la uña rota.
  • Ahora debes pegar dicho papel sobre la uña. Lo puedes hacer con pegamento especial para uñas o bien, con esmalte transparente. Quizás este último sea una de las mejores maneras para proceder. Colocarás una gotita sobre la uña y encima el papel. Ayúdate con unas pinzas de depilar o un palito de naranjo para que quede bien pegado y liso. Con unas tijeras puedes recortar el sobrante.
  • Necesitamos que quede lo más natural posible. Como si el papel que hemos puesto fuera realmente parte de nuestra uña. Así que, aplicaremos otra capa de esmalte transparente sobre el papel.
  • Dejarás secar completamente y ahora puedes ayudarte de una lima para darle la forma que necesitas. Recuerda limar las uñas siempre en una misma dirección. Ahora solo te queda en aplicar el esmalte elegido para terminar tu manicura favorita.

Alternativas para arreglar uñas rotas

Ya sabemos cuáles son los pasos a seguir para arreglar una uña rota. Eso de las bolsitas de té es algo que funciona a la perfección. De ese modo, tu uña volverá a estar perfecta. Por lo menos, hasta que la uña base crezca y puedas hacer un corte sin necesidad de estropear la manicura antes de tiempo. Pero hay otras formas temporales para arreglar las uñas.

Puedes elegir la cinta adhesiva transparente, el celo de toda la vida. Recuerda que debes cortar un trozo más grande que la rotura en sí. Solo de este modo, cubrirás perfectamente toda la parte afectada. En este caso, ya no necesitas aplicar antes el esmalte. Ya que al ser adhesiva, se pegará perfectamente a tu uña. Es mejor no optar por otras cintas que cuenten con adhesivos más fuertes. Más que nada porque queremos arreglar las uñas pero no estropearlas.

Por otro lado también está el pegamento para uñas. Aunque no se aconseja aplicarlo con mucha frecuencia, desde luego, es una alternativa. Eso sí, temporal porque no aguantará todo el ajetreo de nuestro día a día. Después de aplicarlo, intenta limpiar bien si se ha extendido y antes de que se seque. Para ello, tendrás que tomar un poco de algodón empapado en acetona. Cuando el pegamento se seque, también podrás pasarle una lima para que te quede una uña totalmente regular. Ahora ya no tienes excusas para no poder reparar cómodamente tus uñas en casa. De este modo, podrás ver cómo mantienen el tipo y tu manicura queda intacta hasta que ésta vaya creciendo. ¿Conocías estos trucos?.


Categorías

Tus uñas

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *