Cómo ahorrar en el hogar de forma eficiente

Hay veces en las que apretarnos el cinturón parece lo más sensato, como por ejemplo después de unas largas vacaciones, ya que nuestros ingresos se ven un tanto mermados y necesitamos ahorrar para intentar no sufrir más adelante. De esta manera, el invierno puede ser largo y duro, pero no tanto si conseguimos tener en cuenta ciertos aspectos de ahorro.

Por suerte, hay gran cantidad de consejos y sencillos trucos que podemos llevar a cabo en casa sin apenas esfuerzo. Gracias a Internet, podemos leer y encontrar formas de ahorro de todo tipo y seguro que alguna idea se adecua a tu estilo de vida. Nosotros hemos querido recopilar los mejores trucos que sí que funcionan para que puedas ponerlos en marcha sin excusas.

Es en los pequeños gestos donde se encuentra el ahorro a final de mes, pero para conseguirlo hay que ser constante y tener fuerza de voluntad. Así, hay margen para el ahorro ya sea dentro o fuera del hogar, en aspectos como, por ejemplo, la energía, el agua, las facturas de telefonía, en moda y complementos, en la compra de alimentos, etc.

Presta atención y toma nota de los trucos que más te convienen para conseguir un ahorro óptimo.

Ahorrar en energía

  • En primer lugar, es importante ver la potencia contratada, ya que quizá la tengamos sobredimensionada y estemos pagando de más por algo que, en realidad, no necesitamos.  Averigua pues si la potencia que tienes contratada es la ideal para tu hogar.
  • Por supuesto, acostúmbrate a apagar las luces al salir de la habitación.
  • Si tus electrodomésticos son muy antiguos y estás pensando en cambiarlos, hazlo por aquellos que proporcionen la máxima gran eficiencia energética.
  • No uses la secadora. Intenta siempre secar la ropa al aire libre así como lavar la ropa con agua fría, ya que el 90% de lo que consume la lavadora proviene del agua caliente.
  • Compra regletas y ladrones con interruptor para apagar todos los aparatos electrónicos, ya que los pilotos de los televisores y sistemas de audio aumentan la factura eléctrica a largo plazo. Si lo haces, ahorrarás en la tarifa de tu compañía eléctrica.

  • Compra un termostato programador para tu caldera eléctrica, así no la tendrás encendida las 24 horas del día y estará adecuada a tus necesidades.
  • Mantén el congelador lleno porque tenerlo vacío consume más energía.
  • Usar el microondas en lugar del horno, ya que éste necesita pre-calentarse.
  • Planchar de una vez gran cantidad de ropa.
  • Sellar puertas y ventanas para que no pase el frío.
  • No desperdiciar calor mientras se cocina; el calor residual de las vitrocerámicas normales puede ayudarte a terminar de cocinar tus platos.
  • No dejar cargadores enchufados.
  • Cambiar las bombillas por bombillas de bajo consumo y LED; son más caras pero mucho más duraderas, y consumen un 80% menos.

Ahorro en comida

  • Hacer una lista de la compra óptima y no saltársela.
  • Conocer bien qué es lo que se tiene en casa.
  • No ir a la compra con el estómago vacío y con hambre. Puede ser una perdición.
  • No comprar grandes cantidades de frutas o verduras porque se pueden echar a perder.
  • Apura los envases hasta el final, si se trata de una crema o una salsa puedes añadir un poco de agua para limpiarlo o sino cortar el envase y recoger el sobrante.
  • Compra una vez a la semana, esto ayudará a tu bolsillo ya que te obligará a organizar un menú semanal.
  • Si cuentas con un jardín amplio anímate a cultivar tus propios productos.
  • Destina un dinero fijo para la compra y no te lo saltes.
  • Si cuentas con el tiempo, intenta comparar los precios y acércate al supermercado con mejores ofertas.
  • Compra productos de temporada.
  • Elige productos poco elaborados, son más económicos y más saludables.
  • Aprovéchate de los descuentos de las tarjetas de fidelización.

Ahorra en agua

  • Hay que intentar no desperdiciar agua, así que cierra el grifo siempre que no lo utilices (mientras friegas, te lavas los dientes, o te enjabonas en la ducha).
  • Busca si tienes alguna fuga de agua en el hogar, muchas veces las cisternas pierden agua y no nos damos cuenta.
  • Riega las plantas con criterio, a última hora del día y lo necesario. No hay que abusar.
  • Utiliza el lavavajillas antes que fregar a mano, el consumo de agua es mucho menor.
  • Utiliza la carga completa de la lavadora, así reducirás la cantidad que se necesita.

Como puedes comprobar existen muchísimas opciones para conseguir ahorrar a final de mes. Quizá no lo notes al momento, pero son técnicas muy contrastadas que dan buenos resultados.

Buscar buenas compañías eléctricas y aprovecharnos de sus ofertas es el punto de partida para conseguir un ahorro óptimo, ya que son las encargadas de marcarnos la tarifa.

No dudes en poner en práctica todos estos consejos, son útiles, necesarios y fáciles de aplicar si los vas introduciendo poco a poco en tu rutina.


Categorías

Hogar

Pau Heidemeyer

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.