Cómo adaptarse a la nueva realidad

Nueva realidad

Tras el estricto confinamiento al que hemos estado sometidos, la realidad es cambiante casi a diario y debemos adaptarnos, algo que nos puede costar más o menos, dependiendo del estilo de vida que llevásemos antes. Puede ser algo complicado y que llegue a generar ansiedad por las dudas y por los muchos cambios que tendremos que afrontar.

Vamos a ver algunos consejos para adaptarnos a la nueva realidad que tenemos que afrontar. Es una situación difícil y distinta que podemos sobrellevar de distintas formas y hay algunas pautas que nos pueden ayudar. De esta forma conseguiremos seguir adelante y adaptarnos mejor a la nueva realidad.

Aprovecha la oportunidad de hacer deporte

Hacer deporte

Es una gran idea hacer ejercicio al aire libre, ya que ahora podemos hacer esto y en las fases sucesivas es posible seguir haciéndolo si no volvemos al confinamiento. Hacer deporte es una gran idea porque nos ayuda a mejorar nuestra autoestima y nuestro estado de ánimo. Rebaja la ansiedad y al menos podemos dejar de sentirnos encerrados en casa. Hay que correr por lugares en los que tengamos espacio y no debamos pasar cerca de otras personas porque así nos sentiremos mucho más seguros.

Guarda distancias

Aunque comencemos las nuevas fases de apertura y podamos hacer más cosas no debemos bajar la guardia, porque el virus todavía está activo y no contamos con una vacuna eficaz. Mientras no tengamos vacuna hay que extremar las precauciones igualmente. Debemos dejar la distancia de seguridad con la gente, utilizar mascarilla cuando sea necesario porque no vamos a dejar espacio y lavar las manos con frecuencia, además de llevar desinfectante con nosotros.

Readapta tu horario

Horarios

Puede que esta situación haga que tengamos nuevos hábitos o distintas horas para hacer las cosas. Es por eso que el cambio de horarios también puede generar algo de estrés. Es bueno hacer un horario que podamos ver para así hacernos a la idea de las nuevas costumbres. El tiempo para hacer la compra, para hacer deporte y para trabajar. Sobre todo si todavía estamos trabajando desde casa, es importante revisar el horario para volver a tener una normalidad parecida a la de antes.

Intenta descansar

Esta situación genera estrés y en las personas se manifiesta de distintas formas. Algunas comen en exceso, otras sufren depresión o ansiedad y otras no duermen. Es habitual que con el cambio de vida estemos nerviosos y tengamos muchas preocupaciones, pero un mal descanso no nos va a ayudar, por lo que es importante que pongamos interés en el descanso. Debemos poner unos horarios fijos para dormir, aunque no nos hayamos incorporado al trabajo.

Retoma contacto directo con los más importantes

Familia

Es decir, ahora podremos contactar directamente con familiares y amigos, pero no es cuestión de hacer grandes fiestas porque todavía no estamos seguros de que esto haya pasado. Así que es importante ser selectivos a la hora de visitar a quienes tenemos que visitar. Si son personas mayores quizás sea mejor esperar un poco pero podemos ver a nuestros amigos y a familiares que no sean personas con riesgo.

Cuida tu dieta

Ahora comemos mucho más en casa y son muchas las personas que han tenido que mejorar sus dotes culinarias. Además, al pasar más tiempo en casa puede que hayamos subido de peso. Por eso es importante mejorar nuestra dieta. Ahora podemos salir más y es el momento de comenzar con una buena dieta. Baja las calorías y comienza a tomar alimentos sanos y a tomarte tu tiempo para cocinar. Una buena dieta también es una clave fundamental para tener buena salud y mejor humor, ya que lo que comemos influye directamente en nuestro estado de ánimo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.