Claves para adiestrar un perro

adiestrar un perro

Es cierto que no siempre es una tarea sencilla y cuando se complica, nada como acudir a un adiestrador. Pero si queremos comenzar en casa, podemos aplicar algunas claves básicas para adiestrar un perro. Una manera de poner en antecedentes a nuestra mascota. Como sabemos, no toda las técnicas son efectivas para todas las razas, pero con un poco de paciencia sí que se consigue.

Lo que queremos conseguir es que aprenda algunas técnicas básicas. De modo que tendremos que realizar un entrenamiento junto a ellos y dedicarles mucho tiempo y cariño. Nunca debemos reñirles ni tampoco desesperarnos. Ellos necesitan su tiempo y nosotros, se lo vamos a dar.

Primero un paseo y luego, sesiones de adiestramiento

Son muchas las razas de perro que destacan por ser bastante activas. Por lo que para que nos hagan mucho caso y estén concentrados en el aprendizaje, siempre conviene comenzar con un buen paseo. Debemos organizarnos y dar un largo paseo justo el día que vayamos a dar las sesiones de adiestramiento. Una vez que ya estén un poco cansados o simplemente hayan desfogado su inquietud, podemos comenzar. Claro que cuando hablamos de un paseo, también puede ser una serie de juegos o que haya hecho sus necesidades. Es decir, que se sienta cómodo y preparado.

como adiestrar un perro

Elige un lugar tranquilo para adiestrar un perro

Debemos elegir siempre una zona tranquila para comenzar con el adiestramiento. Un lugar donde no tenga demasiado ruido o gente pasando constantemente. Ya que lo queremos es que nuestra mascota esté concentrada y si hay estímulos alrededor, entonces no lo vamos a conseguir. No importa el lugar en sí mismo, sino que haya esa paz para que se pueda fijar el gran objetivo. Recuerda que cada día debemos enseñarle una sola cosa. No podemos ordenarle varias, porque llegará a estresarse. Hasta que no consiga una, no pasaremos a la siguiente.

Premia y felicita por cada logro conseguido

La motivación tiene que estar siempre presente cuando comenzamos una actividad. Si es vital para nosotros, para ellos también. Por eso, los premios siempre tienen que estar presentes. Además de los mimos que le damos a nuestra mascota, podemos llevarle una serie de reconocimientos a modo de chuches para perros o salchichas si les gustan, etc. Eso sí, además de darle la recompensa, debes felicitarlo para que reconozca que hace las cosas de manera correcta. Si no lo consigue, no te desesperes, simplemente se vuelve a empezar.

perro tumbado

¿Cuánto debe durar una sesión de entrenamiento?

Aunque las cosas no salgan bien y el perro no responda como nos gustaría, es mejor no insistir demasiado. Porque como nos solía suceder a nosotros de pequeños, también se cansan. Se cansan de las correcciones y de hacer siempre lo mismo, durante mucho tiempo. De ahí que cada sesión no debe sobrepasar los 30 minutos. Si tienes tiempo y quieres dedicárselo, entonces pasada esa media hora, juega un rato con él. Deja que durante unos 15 minutos esté libremente disfrutando. Aún así, las sesiones no deben ser muy intensas ni tampoco todos los días de igual manera.

Enseñar al perro a sentarse

Frente a frente, colocaremos una mano sobre la zona de la espalda del animal. Hacemos una ligera, muy ligera, presión y le diremos ‘Siéntate’. Quizás le cueste un poco, pero lo hará. Por lo que tendremos que darle el premio y acariciarlo. Aunque parezca algo fácil, no siempre lo es para ellos. Así que, debemos repetirlo cada día, hasta que él mismo se siente, sin la ayuda de nuestra mano o incluso de la recompensa. Cuando lo domine, le daremos la orden pero mientras estamos alejados de él. Se levantará para ir contigo, pero solo queda dejarle claro que no y que se siente de nuevo.

Hacer que se tumbe

Es un poco más sencillo cuando ya sabe sentarse. Lo iremos guiando a través de una chuche que iremos colocando cerca de su boca, pero hacia abajo, hasta conseguir que el animal quede tumbado. Como vemos, en este caso, el ejercicio consta de varias partes, ya que tiene que aprender la orden de tumbarse pero antes, pasar por sentarse. Con paciencia, también lo va a conseguir hasta que no necesite la motivación de la chuche. ¡Una forma sencilla de adiestrar un perro!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.