Cavitación, preparándonos para estar perfectas

Hay muchos métodos para estar estupenda y lucir una figura espectacular, sin necesidad de recurrir a la cirugía estética. Si hace un tiempo os hablé de la presoterapia, hoy os voy a hablar de otro método que he podido probar y cuyos resultados han sido para mi muy buenos: La cavitación.

La cavitación es un tratamiento no invasivo que genera de forma repetido micro-burbujas que logra romper las estructuras de los depósitos de grasa localizados. Gracias a un aparato que emite ultrasonidos, conseguimos realizar un masaje en la superficie de la piel a tratar, que van provocando la destrucción de la célula gasa, trasnformándola en grasa líquida que se elimina mediante la orina y el sistema linfático de forma natural.

Como ya lo habréis sufrido, las zonas de las cartucheras, el abdomen o la cara externa e interna de las piernas, son una auténtica odisea, porque son totalmente resistentes a las dietas de adelgazamiento, ya que son un almacén de grasa y no son nada fáciles de eliminar ni con ejercicio ni con masajes. La cavitación consigue actuar de manera muy óptima sobre estas zonas, liberándolas totalmente de grasa. Además consigue reafirmar la piel y modelarla en muy pocas sesiones.

¿Cómo funciona la cavitación sobre el tejido adiposo?

La cavitación provoca la destrucción de la célula adiposa, transformando la grasa en una sustancia líquida que se elimina a través del sistema linfático y las vías urinarias. Actúa sobre la piel rompiendo las membranas de las células grasas y destruyendo estos adipositos. La grasa que contiene triglicéridos, se fragmenta en diglicéridos, que son expulsados a través de la orina. Para mejorar los resultados, es aconsejable que además de la cavitación, sigamos una dieta saludable y beber al menos dos litros de agua antes y después de cada tratamiento para poder eliminar la grasa.

Normalmente cada sesión tiene una duración de unos 30 minutos, que se reparten en un sola área de trabajo a elegir entre abdomen, glúteos y zona externa o interna de la pierna. En cada sesión, se reduce aproximadamente unos 2cm. Nos es nada recomendable hacerte una sesión al día, hay que dejar descansar nuestro cuerpo, por eso lo más acertado, es realizarte una cada 72 horas aproximadamente para que a nuestro cuerpo le de tiempo a asimilar este cambio contínuo. Para unos buenos resultados, hazte el tratamiento completo con unas 6-12 sesiones.

¿Qué otras preguntas podemos hacernos sobre la cavitación?

  • ¿Sirve para bajar de peso?: No es un método para perder peso, pero notarás que las zonas de acumulación de grasa en partes específicas, se reducen. Lo ideal es que bajes peso antes de realizarte la cavitación para luego poder atacar a esas zonas donde la dieta no ha hecho efecto. Recuerda que es una técnica para esculpir y modelar.
  • ¿Causa dolor la cavitación?: Al principio es un poco incómoda para la piel, pero en ningún caso es doloroso. Como mucho, puede aparecerte un enrojecimiento en la zona a tratar que es provocado por calor que general la luz de la cavitación. Notarás que en cada sesión, en la zona se produce un ligero hormigueo producido con la intensidad de las corrientes de electroporación, y un ligero zumbido en el oído cuando está en funcionamiento la cavitación.
  • ¿Cuáles son sus efectos?: Te ayudará ayudará a disminuir las medidas de las zonas tratadas y combinada con otros métodos como la presoterapia, te ayudan a eliminar la piel de naranja.
  • ¿Cómo eliminamos la grasa?: La cavitación emulsiona las células grasas en una sustancia líquida que se elimina mediante la orina. Notarás que vas muchas más veces al baño.
  • ¿Y después de la cavitación, qué?: Es necesario que después de este tratamiento, te hagas un drenaje linfático con presoterapia, y que durante todo el tratamiento tomes al menos 2 litros de agua diarios para ayudar a eliminar del organismo la grasa destruida. Nunca te olvides además de controlar tus hábitos alimenticios o de nada servirá este tratamiento. Después del tratamiento completo, es importante que establezcas un programa de mantenimiento para unos mejores resultados. Consulta con tu especialista.
  • No debemos realizarnos cavitación si tenemos enfermedades graves, si estamos embarazadas o bien si tenemos sobrepeso.
  • ¿Se puede realizar ejercicio físico mientras se está realizando un tratamiento de cavitación?: Por supuesto que puedes y debes porque te ayudará a eliminar la grasa mucho mejor.
  • ¿Tengo que realizar cuidados previos o posteriores a la cavitación?: Previamente, el especialista te tendrá que realizar un perfil graso, bajar la ingesta de alimentos ricos en grasa y en hidratos de carbono, beber suficiente líquido antes y sobre todo después del tratamiento. Después del tratamiento continúa con tus ejercicios diarios para ayudar a eliminar los restos de grasa.

No te preocupes si tras la cavitación ves que tienes ligeros hematomas, es normal por la rotura de algún pequeño capilar mientras realizas el tratamiento.

Yo he seguido este tratamiento y he quedado totalmente encantada, en un total de 12 sesiones, perdí unos 10-12 centímetros, que no está nada mal. ¿Has probado alguna vez la cavitación? ¿Qué otros tratamientos no invasivos te has realizado?

En Deguapas: Combate la celulitis con sesiones de presoterapia

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.