Cabello afro: Cuidados y consejos

cabello-afro-2

A pesar de que son pocas las mujeres que se atreven a lucir un cabello afro, a no ser que la madre naturaleza les haya brindado la oportunidad de llevarlos de forma natural, es un peinado que queda realmente bonito si se cuida bien y se cumplen una serie de medidas con el mismo.

Un cabello afro bien hidratado, bien cuidado y voluminoso queda bien sobre todo a mujeres con un rostro pequeño y juvenil. Pero no es tarea fácil mantenerlo de esta forma porque presenta numerosas complicaciones no comunes al resto de peinados:

  • Suele ser un cabello bastante encrespado y reseco.
  • Suele ser un cabello fino que se enreda con gran facilidad.
  • Necesita de un extra de hidratación no sólo en cada lavado sino también en casi cada peinado.

Si tienes el pelo afro o si quieres cambiar de look drásticamente y llevarlo a partir de ahora, en este artículo te vamos a dar una serie de consejos nombrando productos cosméticos reales que te serán de gran ayuda a la hora de cuidar tu pelo. ¡Vamos a ello!

cabello-afro-berta-vazquez

Cuidados del cabello afro

Existe una carta de cabellos que clasifica el pelo en cuatro grupos, en función de lo liso o rizado que sea. La clasificación va del 1 al 4, y dentro de dicha enumeración, encontramos una sub-clasificación en tipos A, B y C. Para que lo entendáis mejor os dejo con la siguiente imagen:

cabello-afro

  • Según tu rizo sea de un tipo u otro, el cuidado será de una manera u otra. A mayor cantidad de rizos, mayor hidratación deberemos aportar.
  • Otra cualidad que suelen tener en común todos los cabellos afros, es que son demasiado porosos. ¿Qué significa esto? El pelo altamente poroso es aquel que absorbe mejor los tratamientos que se le aplican, pero al mismo tiempo también tienen poca capacidad de retención de dichos tratamientos. Es por esta cualidad que el pelo altamente poroso necesita de cuidados constantes.
  • Hazte un baño de aceites cada semana antes de lavarlo con champú. ¿Por qué tomar esta medida? Porque nada hidrata más y mejor que los aceites naturales. Mezcla aceite de argán y coco y aplica un baño de estos sobre tu pelo (asegúrate de dividir bien tu cabello e ir aplicando bien el producto sobre todos y cada uno de los mechones del cabello). Cuanto más tiempo puedas tener esta mezcla en tu cabello antes de ser lavado, mucho mejor, más hidratación le estarás aportando.
  • Evita los champús que tienen alto contenido en alcohol. Son poco frecuentes pero existen, sobre todo los naturales que están libres de compuestos químicos. El alcohol de los champús reseca bastante la cutícula del cabello.
  • Después del champú, usa siempre un acondicionador o mascarilla. Tu rizo estará hidratado y más definido.
  • No te peines con cepillo, ya que puede romper fácilmente tu frágil cabello. Usa mejor un peine de púas anchas para que puedas separar bien tu cabello y desenredar más fácilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *