Ayuda a tu hijo si no acepta su cuerpo

Son muchos los niños y los adolescentes que no aceptan su cuerpo y esto puede ocasionar graves problemas, como trastornos de la alimentación, baja autoestima, ansiedad, depresión… Es muy importante ayudar a los niños y adolescentes a aceptarse tal y como son. Si crees que tu hijo/a no acepta el cuerpo que tiene, entonces sigue estos consejos.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Los niños necesitan sentirse seguros para poder centrarse en sí mismos en lugar de sentirse responsables por los demás. Es importante evitar el ‘triángulo dramático’: perpetrador, víctima y rescatador. Esto ocurre cuando uno de los padres se queja al niño con el otro padre. El niño sentirá que no puede hacer nada al respecto de lo que siente o lo que le ocurre y permitirá que los factores externos influyan en sus decisiones o salud.

Esto lleva a una baja autoestima, lo que puede llevar a problemas de imagen corporal, como restringir comida en un intento desesperado de tratar de ser perfecto, o a tener atracones (como resultado de la evitación a la realidad que le genera ansiedad). Los padres deben trabajar en equipo y encontrar un estilo de crianza que se adapte a ambos. Esto ayuda a que el niño se sienta seguro y sepa que si puede es capaz de aceptarse y quererse tal y como es.

Consejos para ayudarle

Cuando la pérdida o ganancia de peso es fluctuante, a menudo por bulimia, no querer comer o comer en exceso, poner excusas para no comer, llevar ropa que “disimule”… son los síntomas más comunes de los trastornos alimentarios entre los adolescentes. Sigue estos consejos para crear un ambiente positivo:

  • Desarrollar una relación saludable con los alimentos
  • No etiquetar alimentos buenos o malos en casa
  • No hablar sobre tus problemas de peso y sé un buen ejemplo
  • Comer en familia y cocinar en casa si es posible
  • Fomentar la vida al aire libre y el ejercicio (se trata de disfrutar)
  • Enseñar respeto y aprecio por el propio cuerpo
  • Si el cuerpo se trata bien… te recompensa
  • Evitar el juicio o sermonear. Aboga por el diálogo respetuoso
  • Enseña a tus hijos a que escuchen su voz interior
  • Enseñar las emociones a tus hijos, las emociones negativas también nos enseñan cosas y son saludables
  • Crear límites y normas en casa. Debe ser responsable de su comportamiento

Si crees que tu hijo puede tener un trastorno alimenticio es muy importante que primero hables con él sobre el problema. Si crees que necesita ayuda profesional tendrás que llevarle al médico y solicitar ayuda de expertos para que puedan ayudarle tanto a nivel físico como psicológico. Cuando antes comience con el tratamientos médico y mental, más rápido podrá curarse y tener una recuperación mucho más saludable.

Tener un problema de alimentación o un trastorno de este tipo, no es un juego, ni una moda ni tampoco algo pasajero… Realmente se puede convertir en un problema mayor que incluso puede poner en peligro la vida de tu hijo/a. Buscar ayuda inmediata es necesario y urgente en algunos casos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.