Alfombra roja de los Oscars 2014

Con la gran gala de los Oscars 2014 se pone el broche de oro a una temporada de premios que nos ha permitido ver los mejores diseños de alfombra roja. Un noche en la que triunfaron las películas ‘Doce años de esclavitud’ y ‘Gravity’ y en la que nadie quiso salirse del guión. Una gala correcta, pero que no dejó lugar a las sorpresas, al igual que la alfombra roja, previsible y hasta aburrida por tanta perfección.

Cuando las estrellas comenzaron a desfilar por la alfombra roja del teatro Dolby, ya se presagiaba que la noche iba a ser demasiado tranquila. Mucho dorado, negro y colores nude, estilismos medidos y cuidados hasta el más mínimo detalle, las celebrities prefirieron no arriesgar y todas estaban perfectas, pero nosotros echamos de menos algo de improvisación y colorido. Suerte que estaba allí la fabulosa Lupita Nyong’o para poner un toque de color con su vestido azul de princesa. La flamante ganadora del Oscar fue la triunfadora también de la alfombra roja con su Prada ‘azul Nairobi’ que ella misma ayudó a diseñar. Cate Blanchett recogió su segunda estatuilla con un Armani Privé con pedrería del mismo tono que su piel.

La pareja más guapa de la noche, con permiso de los ‘Brangelina’, fue la formada por Matthew McConaughey y Camila Alves. El Mejor Actor del año, impecable con un esmoquin en blanco y negro. Camila, preciosa y elegantísima con un diseño rosa pastel de Gabriela Cadena.

La niña bonita de Hollywood, Jennifer Lawrence, volvió a ser protagonista en la noche de los Oscar. No se llevó el premio, pero se cayó por enésima vez a su llegada a la alfombra roja. Y brilló con luz propia ejerciendo de embajadora de Dior, en esta ocasión con un diseño tipo péplum en vibrante rojo de la colección de Alta Costura.

Aunque se quedaron sin el Oscar, Amy Adams y Sandra Bullock se lo pasaron en grande durante toda la gala y fueron dos de las grandes destacadas de la alfombra roja. Amy, con un impecable Gucci azul tinta fue además una de de las pocas que optó por el recogido. También destacamos los pendientes de colores de la actriz de ‘American Hustle’, un verdadero cierto. El azul fue el color elegido igualmente por Sandra Bullock, perfecta vestida de Alexander McQueen, y con el pelo con ondas recogido en un lado.

Vestidos joya, metalizados y tonos nude, las tendencias más repetidas.

Penélope Cruz, apostando por la tendencia ‘candy’, con un bonito diseño rosa empolvado de Giambattista Valli. Una de las más esperadas, Julia Roberts, apostó, como siempre, por el negro. Su Givenchy tipo péplum con encaje fue uno de los más comentados de la noche, aunque personalmente no me acabe de convencer la elección.

Los vestidos-joya fueron la tendencia más repetida sobre la alfombra roja. Colores nude, plateados y dorados, pailletes y transparencias inundaron el Teatro Dolby. Parecía que las celebrities se hubiesen puesto de acuerdo y que estábamos viendo una repetición en bucle de las entradas a la alfombra roja. Para ejemplo,Julie Delpy, de Jenny Packman, o Sarah Paulson, de Elie Saab.

Más de lo mismo: Angelina Jolie con un Elie Saab de pailletes plateadas. Jessica Biel, de Chanel Couture, y con otra de las tendencias de la noche: las melenas sueltas con ondas. Y Jennifer Garner, con un Oscar de la Renta de flecos.

Después del tropezón del pasado año, Anne Hathaway no ha querido arriesgarse y fue a lo seguro con un Gucci negro con cuerpo plata, correcto sin más y reptitiendo el patrón de la gala anterior. Otra de las que apostó por el negro, aunque en una versión más espectacular, fue la increíble Charlize Theron, de Dior, con un llamativo escote que no pasó desapercibido. Igual que Kate Hudson, otro de los escotes de la noche, con un atrevido Versace. Bravo por ella.

Muy guapa Naomi Watts, con un Calvin Klein blanco, también de paillettes.

Anna Kendrick fue una de las pocas en arriesgarse y, aunque le aplaudimos la intención, el resultado no fue del todo satisfactorio. Su J.Mendel con aberturas, transparencias y motivos florales era demasiado intenso y le echaba años encima. No fue su mejor noche.

Jugando al despiste, la nueva sensación del panorama hollywoodiense. Margot Robbie, de ‘El Lobo de Wall Street’, estaba irreconocible de morena y con un teatral diseño con lazada de Yves Saint Laurent.

El ‘baby boom’ de Hollywood

Las futuras mamás de Hollywood presumieron de barriguita (y estilo) en la gala de los Oscar. Una embarazadísima Kerry Washington lució un vestido drapeado de Jason Wu, y se convirtió por méritos propios en una de las más elegantes de la alfombra roja. Elsa Pataki acompañó a su marido, que presentaba premio en la gala, y le dió un toque de color a la noche con un diseño verde de pedrería firmado por Elie Saab. Y Olivia Wilde, con un elegante diseño negro de espectacular espalda de la colección PreFall de Valentino. Bellísimas.

Emma Watson causó sensación entre la platea, aunque echamos en falta un poco de originalidad en su look. Aún así, Emma acertó con su elección, un elegante diseño de Vera Wang con falda negra y cuerpo metalizado.

 Lady Gaga fue una de las sorpresas inesperadas de esta alfombra roja. La excéntrica cantante nos mostró su faceta más glamurosa, ejerciendo de musa de Versace en los Oscar.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.