7 trucos para ahorrar en la boda

Ahorrar en la boda es una de las tareas que siempre tenemos en mente. Si estás comenzando a organizar, uno de los días más importantes de tu vida, no te pierdas los 7 trucos que hoy te dejamos. Porque sabemos que una boda supone un gasto elevado, por regla general. Aunque siempre podemos apretarnos un poco el cinturón.

Eso no supone que tengamos que renunciar a todo lo que nos gusta, sino elegir y dar los pasos correctos. Podemos tener una boda perfecta, pero ajustándola a nuestro presupuesto. Verás como es algo sencillo y el ahorrar en la boda no te supondrá ningún quebradero de cabeza extra. ¡No te pierdas lo que sigue!.

Ahorrar en la boda eligiendo bien las fechas

Lo mismo ocurre con el tema de las vacaciones. Cuando elegimos fechas de temporada alta, los precios se disparan. Pues en el mundo de las bodas tampoco se quedan las cosas atrás. Sin duda, la temporada veraniega y sobre todo, los fines de semana son los que más se rentabilizan. Pero en este caso puedes elegir los meses primaverales o bien, durante el otoño. Además, los festivos a nivel nacional pueden ser perfectos para fijar la fecha de boda. Los precios variarán bastante, aunque no te lo creas. De este modo, te saldrá más barato tanto el restaurante como el hotel donde tengas pensado celebrar tu boda.

Organización y consulta

Uno de los primeros pasos que tenemos que dar es la organización. Debemos hacer una lista de todo lo que deseamos para una boda perfecta. Justo a su lado, otra nueva lista de lo que es imprescindible y lo que no. Solo de este modo, nos daremos cuenta de todos esos detalles que realmente no necesitamos y que nos pueden hacer ahorrarnos un poco de dinero. Por otro lado, establece un presupuesto, así no se te irán las cuentas más allá de lo que puedas gastar.

No te quedes con el primer restaurante que veas, o bien, el primer hotel o incluso en cuestión de los vestidos o fotógrafos. Siempre es mejor preguntar en diversos sitios por los precios. Consultar es la mejor decisión, aunque nos lleve tiempo, pero sin duda, nos dejará grandes beneficios. Apunta todos los presupuestos en una libreta, para que al final del día puedas estudiarlos mejor.

Opta por el DIY

A la hora de elegir las decoraciones, siempre es mejor hacerlas nosotros. Nos vamos a ahorrar bastante y siempre quedarán a nuestro gusto. Lo mejor es comenzar cuanto antes para tener todo listo en nuestro gran día. Pensaremos qué tipo de manteles queremos, cómo irán las mesas, las sillas o hasta el lugar de celebración. Tan solo es necesario comprar telas o flores que serán las que hagan el trabajo de decoración. Claro que siempre debes informarte antes, puesto que en ciertos restaurantes ya este tipo de trabajo va incorporado en su precio final.

Además, puedes hacer tú misma tanto las invitaciones como los regalos que les darás a los invitados. Son muchos los programas que tenemos por internet para ello. Si no quieres gastar mucho en papel, las invitaciones las puedes mandar on line a todos aquellos que dispongan de este medio y para el resto de la gente, las entregarás impresas. Los regalos de los invitados pueden ser algo original hecho por ti y envasado el pequeños frascos o adornados con papeles de colores. ¡Saca tu imaginación a relucir!.

¿Comprar o alquilar?

En ocasiones no nos queda más que comprar, pero siempre podemos preguntar las opciones de alquiler. Un ejemplo puede ser el chaqué del novio. Siempre puede optar por el alquiler, aunque se tendrá que comprar la camisa o bien, la corbata. Aún así, se ahorrará bastante dinero en un traje que no volverá a ponerse. Aunque quizás no es una opción barajada por todas, bien es cierto que cada vez son más los comercios que también alquilan el vestido de novia. Es una alternativa, porque los precios de los vestidos sí son bastante elevados.

Sé tú el DJ

La música tampoco puede faltar en toda boda que se precie. Aunque sí es cierto que se puede alquilar un equipo o un Dj, siempre puedes optar por la manera más sencilla. Nada como llevar un equipo y varios Cd´s que serán los protagonistas de una gran velada. Claro que si tienes algún amigo que te pueda echar una mano, siempre es preferible. La boda quedará mucho más animada con alguien sobre el escenario.

El menú y la tarta de boda

Para ahorrarte un poco en el menú lo mejor es no elegir platos muy elaborados. Los básicos y con una cantidad acertada, serán perfectos para que nuestros invitados disfruten y se queden satisfechos. Solo tienes que preguntar por los precios y verás cómo hay platos bastante económicos. Lo mismo ocurre con la tarta de boda. Las hay sencillas con sabores de siempre con los que acertarás y sin pagar una fortuna.

Flores grandes y de temporada

Aunque las flores pequeñas sean económicas, son pequeñas y necesitamos de más cantidad para poder armar un bonito ramo. Es por ello que quizás no nos salgan tan rentables. Así, podrás elegir flores de tamaño mayor pero siempre de temporada. Juntando estas dos ideas, conseguirás un resultado perfecto y por menos dinero del que crees. ¡Con estos trucos podrás ahorrar en la boda!.


Categorías

Bodas

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *