Vitaminas del grupo B

Este grupo de vitaminas están relacionadas con el metabolismo. Al principio se creía que sólo era una pero luego se descubrió que eran varias con funciones parecidas. Son hidrosolubles, por los que se pueden perder en el agua de cocción y en caso de tomar exceso se eliminan por la orina (hasta un límite).

Estas son las vitaminas que forman el Grupo B:

  • Vitamina B-1 (Tiamina)
  • Vitamina B-2, también Vitamina G (Riboflavina)
  • Vitamina B-3, también Vitamina P o Vitamina PP (Niacina)
  • Vitamina B-5 (Ácido Pantoténico)
  • Vitamina B-6 (Piridoxina)
  • Vitamina B-8, también Vitamina H (Biotina)
  • Vitamina B-9, también Vitamina M (Ácido fólico)
  • Vitamina B-12 (Cianocobalamina)

La vitamina B1 o tiamina:
Es fundamental para el proceso de transformación de azúcares y cumple una importante labor en la conducción de los impulsos nerviosos, y en el metabolismo del oxígeno. La vitamina B1 se encuentra de forma natural en: levaduras, carne de cerdo, legumbres, carne vacuna, cereales integrales, frutos secos, maíz, huevos, vísceras (hígado, corazón, riñón), avena, patatas, arroz, semillas de ajonjolí, trigo, harina blanca enriquecida, leguminosas (frijoles, garbanzos), nueces, maíz, chícharos, cacahuates (maní), patatas (papas), frijol de soja. La leche y sus derivados, así como los pescados, mariscos, no son considerados buena fuente de ésta vitamina.

La vitamina B2 o riboflavina:
Por su parte, es pieza clave en la transformación de los alimentos en energía, ya que favorece la absorción de las proteínas, grasas y carbohidratos. Esta vitamina se encuentra en su estado natural en la levadura seca, el hígado, los quesos, los huevos, las setas, el yogurt, la leche, la carne, el pescado, los cereales, el pan integral y las verduras cocidas. La ausencia de la vitamina B2 puede ocasionar anemia, trastornos en el hígado, conjuntivitis, resequedad, dermatitis de la piel y mucosas, además de úlceras en la boca. Para mejores resultados se recomienda no mezclarla con el ácido bórico, la penicilina, etc.

La vitamina B3 o Niacina: Se encuentra principalmente en la levadura, el hígado, las aves, las carnes sin grasa, la fruta seca y las legumbres, la leche y los huevos. También se le encuentra en la lúcuma.

La vitamina B5 o Ácido Pantoténico: Esta vitamina es necesaria para el buen funcionamiento del organismo. Es necesitado para formar la coenzima a (CoA) y es considerado crítico en el metabolismo y síntesis de carbohidratos, proteínas y grasas.

La vitamina B6 o piridoxina:
Su papel en el crecimiento, conservación y reproducción de todas las células del organismo, es importantísimo. La aportan la levadura seca, el germen de trigo, el hígado, los riñones, la carne, el pescado, las legumbres, los huevos, la coliflor, los plátanos, las judías verdes y el pan integral. Mientras que bajos niveles de la misma producen inflamaciones en la piel como pelagra, resequedad, eccemas, además de anemia, diarrea y hasta demencia. La vitamina B6 se utiliza con mucho éxito en mujeres menopáusicas, dado que alivia los síntomas de este período.

La vitamina B8 o Biotina: Alivia dolores musculares, el eczema y la dermatitis y también ayuda a combatir la depresión y la somnolencia. Es esencial para la síntesis y degradación de grasas y la degradación de ciertos aminoácidos. La biotina se encuentra ampliamente distribuida en los alimentos, principalmente en riñón, hígado, yema de huevo, hongos, algunos vegetales (coliflor, patata) y frutas (plátano, uva, sandía y fresas), cacahuete, levadura, leche, almendras, nueces, guisantes secos, pescado, pollo y en la jalea real.

La vitamina B9 o Ácido fólico:
Resulta indispensable para el sistema nervioso, toda vez que incide positivamente en su crecimiento y funcionamiento, así como también en el de la médula ósea; además, favorece la regeneración de las células. La vitamina B9 se encuentra en la espinaca, los berros, las frutas, la zanahoria, el pepino, el hígado, los riñones, el queso, los huevos, la carne y el pescado. Su carencia provoca cansancio, insomnio e inapetencia, y en las mujeres embarazadas puede traer como consecuencia malformaciones en el feto.

La vitamina B12 o Cianocobalamina:
Desempeña un papel muy importante en el crecimiento de la persona, contribuye con el desarrollo normal del sistema nervioso, es indispensable para la médula ósea, la síntesis de glóbulos rojos y el correcto funcionamiento del tracto gastrointestinal. Se consigue en huevos, derivados de la leche, hígado, riñones, pescado y carnes. La falta de B12 trae como consecuencia anemia perniciosa o debilidad en la mielina, membrana protectora de los nervios de la médula espinal y del cerebro. No se recomienda ingerirla junto con la vitamina C, ya que esta última anula su absorción.


Categorías

Nutrición

Mujeres con Estilo

Mujeresconestilo era una web sobre belleza, moda, salud y otros consejos para la mujer. Actualmente está integrada dentro de Bezzia.com para formar... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Cristy Holguin dijo

    La tiamina (VB1) tambien es importante a nivel mental y cardiovascular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *