Verdades y Mentiras sobre tu Piel

Para averiguar los cuidados que necesita tu piel…¡debes saber cómo funciona! Compruébalo con este test. Responde verdadero o falso ¡y mide tu ’skin-teligencia’!

  1. Ponerse morena mejora el aspecto de la piel. V F
  2. Para lucir una piel perfecta, lo más imporatante es hidratarla bien. V F
  3. Lo mejor para limpiar la cara es lavarla con agua. V F
  4. Los exfoliantes se deben utilizar con poca frecuencia. V F
  5. Hay que cambiar de cosméticos a menudo porque la piel se acostumbra a ellos. V F
  6. Se puede tener la piel seca a pesar de que se beba un montón de agua. V F
  7. Las pieles grasas no necesitan hidratación: ya la tienen de forma natural. V F
  8. No existe ningún alimento capaz de provocar acné. V F
  9. Cuanta más cantidad de crema te eches, más efectiva es. V F
  10. El maquillaje hace que la piel se ensucie mucho más. V F

Para saber cómo te fue, sigue leyendo…
Resultados

  1. FALSO: El sol no sólo no mejora el aspecto de la piel, sino que causa desequilibrios. A corto plazo, el bronceado favorece y alivia el acné. Pero, a la larga, puede provocar la aparición de más granitos (porque seca e irrita la cara) manchas, arruguitas e incluso cáncer de piel.
  2. FALSO: Para lucir una buena piel, lo más importante es mantenerla limpia. De hecho, en un estudio reciente se comprobó que las mujeres que se desmaquillaban a diario, aunque no se aplicasen crema, tenían la piel más sana que las que la hidrataban, pero no la limpiaban.
  3. FALSO: No basta con lavar la cara sólo con agua, ya que ésta no elimina ni los contaminantes, ni el exceso de sebo ni, por supuesto, el maquillaje. Además, puede contener cal y provocar tirantez e irritaciónes. Es básico, por tanto, que uses productos limpiadores por la mañana y por la noche.
  4. VERDADERO: No hay que abusar de la exfoliación, porque va afinando la piel y la deja desprotegida. Además, ésta ya tiene su propio proceso de renovación celular que se produce cada 28 días. Un peeling una vez al mes es más que suficiente.
  5. FALSO: Que la piel se acostumbra a las cremas es un mito. De hecho, no es recomendable cambiar de productos constantemente, ya que aplicar múltiples principios activos puede asfixiarla y abrir los poros. Utiliza el mismo producto, como mínimo, dos meses y cambia sólo cuando las necesidades de tu piel varíen, por ejemplo, con el sol o con el frío.
  6. VERDADERO: A veces la sequedad no se produce por falta de líquidos, sino porque la piel no puede retenerlos. Esto se debe a un déficit de lípidos y/o hidrocaptores, unas sustancias de la epidermis que ‘atrapan’ el agua. Utiliza productos que estimulen su producción…¡y lista!
  7. FALSO: Una piel grasa puede estar deshidratada y presentar zonas secas. Y, curiosamente, los principales culpables suelen ser los productos antiacné, que resecan en exceso. Lo que sí es cierto es que, bien hidratada, tardan más en salir arrugas.
  8. VERDADERO: Tras un montón de estudios, no se ha demostrado que siempre, y a todo el mundo, le salgan granitos al tomar ciertos alimentos. Hay casos puntuales, pero lo único cierto es que el acné está ocasionado por una bacteria o por factores hormonales.
  9. FALSO: Si te pasas con la cantidad de crema, tu piel acabará sensibilizándose. Es preferible que apliques poca cantidad, sobre todo en las aletas de la nariz, donde pueden salir hongos. Para evitarlo, seca la zona nada más dar la crema…¡y arreglado!
  10. VERDADERO Y FALSO: El maquillaje atrapa las impurezas, que quedan adheridas a él. Por tanto, al final del día esa piel estará más sucia que una sin maquillar. Pero, una vez desmaquillada, estará mucho más limpia, ya que el maquillaje actúa como barrera e impide que la suciedad llegua a la piel.
Cuida tu cuerpo
¿Quieres estar en forma y disfrutar de una vida saludable? No te pierdas estos consejos para conseguirlo:
¡Adiós a la celulitis!Gimnasia facial sin cirugía

Deja un comentario