Ventajas y desventajas del champú sin sal

Limpieza del cabello

Si alguna vez te has parado a leer todos los ingredientes con los que cuenta un champú entonces sabrás que uno de ellos es la sal. Sí, como lees, aunque no sea del todo útil para nuestro cabello pero es cierto que está presente en una gran parte de estos productos. Por eso hoy vamos a ver lo bueno y lo malo del champú sin sal.

Todas sabemos que cuando elegimos un champú especial para nuestro cabello, lo hacemos para que lo cuide y le aporte el brillo necesario, además de esa limpieza y apariencia sedosa que nos deja. Pero parece que no todos los ingredientes del mismo van destinados a nuestro pelo y ahora veremos lo que realmente ocurre.

Para no darle muchos rodeos, tenemos que comentar que la sal está integrada en el champú para que éste tenga una consistencia mayor y de esta manera se vea un producto más cremoso. Al mismo tiempo, también dará más espuma a la hora de lavar el cabello. Por eso, podemos decir que estas dos opciones serán las ventajas que tiene el champú con sal, aunque no sea para nuestro cabello.

Es por ello que nosotras, en la mayor parte de las ocasiones, debemos de elegir uno sin sal, ¿por qué?, pues porque va a dejarnos un cabello más sano y con menos encrespamiento. Como la sal podía hacer que la keratina no cumpliese su objetivo que es el de fortalecer el pelo, por eso, sin ella veremos cómo nuestra melena estará mucho más hidratada y se verá perfecta, con cuerpo.

Además de ello, nuestro peinado va a durar más tiempo que usando un champú con sal. Lo mismo ocurre con las personas que tengan el cabello teñido, ya que hará que el color se mantenga intacto durante más semanas. Eso sí, el champú sin sal no se recomienda para el cabello graso ya que puede generar más caspa o picazón.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *