Vence a la ola de calor

Desde el mes de junio venimos sufriendo olas de calor que en vez de darnos unos días de tregua se superponen unas con otras dejándonos sin aliento. Estas olas de calor provoca que se tomen medidas de urgencia para evitar posibles accidentes y sustos que afecten a nuestra salud.

La ola de calor puede repercutir en las costumbres de toda la sociedad, nos volvemos consumidores de productos que quizá antes teníamos más olvidados, agregamos a nuestra lista de la compra muchos más refrescos, zumos, frutas, verduras, helados y cositas fresquitas para no padecer un sufrimiento innecesario.

Por otro lado, la compra de ventiladores, aires acondicionados o los míticos ‘pingüinos’ se han agotado en la capital del país. Respecto a la comida hemos introducido muchos productos como los gazpachos y cremas frías, horchata, aguas, helados y bolsas de hielo. Además, las cremas solares han crecido un 36% más que el año pasado.

El calor afecta el comportamiento tanto humano como el de los animales e insectos, el calor nos afecta a todos, no por igual pero en el caso de los insectos los empuja a salir de sus casas para danzar por la nuestra. Por esta razón, también ha aumentado el número de ventas del repelente contra insectos. 

Consejos a tener en cuenta

Personas de riesgo

  • Niños menores de 5 años, personas mayores y los discapacitados
  • Las personas que padezcan enfermedades crónicas como la diabetes, obsesidad, alcoholismo, cardiopatía o hipertensión
  • Los que se mediquen habitualmente
  • Personas que realizan actividades físicas muy duras o practican deportes al aire libre en las horas más fuertes del sol

Qué provoca una ola de calor

El padecer una ola de calor se traduce en varios síntomas que nuestro cuerpo detecta y lucha contra ello, entre los efectos más comunes encontramos:

  • Calambres que se producen porque nos quedamos sin sales minerales
  • Agotamiento físico: dolores de cabeza, náuseas, vómitos, sed repentina y malestar general
  • Deshidratación
  • Golpe de calor: es muy importante tener conciencia de cuáles son los síntomas de un golpe de calor porque así lo podemos identificar al momento y darle una solución rápida. El golpe de calor provoca náuseas, dolor de cabeza, mareos, piel caliente y enrojecida, aumento de la temperatura corporal, inestabilidad al andar, etc.

Cómo protegerse del calor

En realidad, los consejos que detallamos a continuación nacen del sentido común y la lógica, el ser humano es lo suficientemente inteligente como para saber qué hacer cuando tiene calor, pero por si acaso no se había caído en algo, os dejamos un listado muy interesante.

  • Intentar no exponerse en las horas más intensas del sol, es decir, de 12 del medio día a las 6 de la tarde
  • No parar de beber líquidos, agua y zumos ante todo
  • Descarta las comidas copiosas e introduce más ensaladas, verduras y cremas frías. Come menos cantidad y más veces al día. Dejar de lado las comidas calientes y no abusar de las bebidas alcohólicas. 
  • No realizar tanto deporte 
  • Descansar con frecuencia a la sombra
  • Vestirse cómodamente con tejidos naturales, ropa ligera y holgada. Buscar colores claros y protegerse con sombreros, gafas de sol y crema solar
  • Buscar espacios ventilados y acondicionados
  • Refúgiate en casa en las zonas más frescas
  • Durante el día, cierre persianas y cierre ventanas para evitar que el calor del exterior penetre en la vivienda y ábralas a la noche para ventilarla
  • Tener cuidado con los alimentos crudos y que necesitan frío, evite que estén mucho tiempo fuera del frigorífico
  • Cuidado con los vehículos, no deje en el interior a niños, ancianos o animales con las ventanillas cerradas

Medidas a tener en cuenta

Cuando a alguien le da un fuerte golpe de calor hay que mantener la calma y tratarle enseguida porque sino los síntomas pueden ir a peor.

Lo primero que hay que hacer es llamar a urgencias, al 112. Después, colocaríamos al afectado a la sombra, y le quitaríamos varias capas de ropa para que respire mejor. Si está consciente, se debe colocar la cabeza ligeramente elevada y darle de beber todo lo que pueda.

Refrescarle con agua fría la nuca, cara y axilas. Nunca hay que meterle en una bañera aunque resulte extraño, el cambio repentino de temperatura puede afectarle más. Si el enfermo está inconsciente hay que tumbarle de lado y con las piernas flexionadas y jamás hay que dar líquidos a una persona inconsciente porque puede provocarle que se ahogue.

Es muy importante actuar rápidamente cuando alguien está sufriendo un ataque o un golpe de calor, porque los daños pueden ser muy graves, hay que evitar a toda costa el quedarse inconsciente al sol. 

No olvides refugiarte del calor, bebe constantemente líquidos y aliméntate con productos frescos y ligeros, tu cuerpo te lo agradecerá.

 


Categorías

Consejos salud, Salud

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.