Valida los sentimientos de tus hijos desde que son pequeños

Tus hijos necesitan que valides sus sentimientos que sepan que te importan cada una de sus emociones, debes acompañarles en cada momento de sus vidas. En ocasiones es posible que lo que tus hijos sienten te parezca una tontería o que apenas tiene importancia, pero en realidad es muy importante y necesitan de tu guía y comprensión para crecer emocionalmente.

Como padres y adultos, deberás hablar normalmente sobre los sentimientos y las emociones con tus hijos. Es importante que los niños sepan que las emociones existen, que todas son importantes y que ellas, son las que nos dicen cómo estamos y nos guían para encontrarnos mejor en el caso que sea necesario. Para conseguirlo, es importante entender cuáles son las emociones que podemos sentir y ponerles nombre. Solo etiquetando el nombre de las emociones los niños aprenderán a nombrarlas cuando las sientan.

Pregunta a tu hijo qué le pasa

En este sentido es muy importante que le enseñes a tus hijos qué les pasa y lo hagas a través de las preguntas. Si se ha hecho daño, si está enfadado o frustrado, tendrás que preguntarle cosas como: ‘¿Qué te pasa?’, ‘¿Te has hecho daño?’, ‘¿Alguien te ha pegado?’, etc. Es una forma de que los niños reflexionen sobre lo que les ha ocurrido. Una vez que te respondan es necesario que entiendan la emoción que sienten: ‘Veo que esto te enfada’.

Una vez que se haya etiquetado la emoción entonces habrá que encontrar una solución para lo que le ha hecho sentir mal. Aunque tu hijo siga triste o enfadado, poco a poco y gracias a que has validado y respetado sus emociones, empezará a sentirse mejor, entenderá cuál es la emoción que le ha dominado y sobre todo, aprenderá a que puede encontrar la solución si quiere hacerlo realmente.

Cuando conectas con el dolor de tus hijos y aceptas sus emociones (a pesar del comportamiento que puedan tener), entonces tus hijos se sentirán mucho más conectados emocionalmente contigo. Es necesario sobre todo, aprender a separar las emociones del comportamiento. Esto quiere decir que tus hijos deben aprender a que no es justificable que por ejemplo, si se sienten enfadados peguen a un hermano o rompan los muñecos. Hay otras formas de canalizar el enfado y será tu deber enseñarle a hacerlo.

Se sentirán acompañados por ti

De esta manera, tus hijos se sentirán acompañados por ti. Sabrán que estarás a su lado siempre que te necesiten y podrán llorar en tu regazo porque sentirán que entiendes sus emociones y realmente les respetas en todo momento. En la vida siempre habrán adversidades y es necesario que los niños entiendan que esto les generará emociones que les guiarán en su bienestar emocional.

Si creas una relación de confianza con tus hijos se sentirán escuchados, comprendidos y respetados y sentarán las bases de una comunicación fluida que crecerá con el tiempo y será útil cuando se acerquen a la adolescencia y sus asuntos sean cada vez más privados para ellos. ¡Para ellos es muy importante que valides sus sentimientos para sentirte bien!


Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.