¿Usar o no flequillo? Esa es la cuestión…

Cuando se trata del flequillo (o cerquillo), muchas veces tenemos sentimientos encontrados: ¡o lo adoramos o lo odiamos!. Nada tiene mayor impacto en un corte de cabello que el cerquillo o flequillo. Para bien o para mal, nada tiene mayor efecto dramático que crearlo o quitarlo.

No importa la longitud exacta, el flequillo es el área más sensitiva del rostro. Así como pueden cambiar completamente nuestro look, este cambio puede estar o no a nuestro favor. Por eso antes de cortarlo es necesario pensarlo bien y probar si queda bien o no. Mientras que para algunas personas el color del cabello es lo más importante, para otras el flequillo es lo que les da distinción y estilo.

Si estás contemplando la idea de agregar un flequillo a tu estilo, debes considerar lo siguiente:

  • Primero que nada debes saber cuál es el patrón de crecimiento de tu cabello.
  • La forma de tu rostro es importante, particularmente la parte de arriba a partir de tus ojos. Nadie nace con una simetría perfecta, por eso el cerquillo ayuda tremendamente a balancear la forma del rostro.
  • Si te resistes a agregar flequillo a tu peinado pero la idea te da curiosidad, inténtalo lentamente cortando una sección fina de cabello de 3 milímetros de grosor. Esto te dará una idea de cómo te quedaría y puede ser lo que necesites para avivar tu look.

Por otro lado, si ya te lo cortaste y no te ha gustado el resultado o necesitas quitártelo del rostro por practicidad, siempre puedes utilizar ganchitos para el pelo. El cerquillo actúa como flechas que acentúan alguna característica de nuestro rostro. De repente es tiempo para que tomes el riesgo y lo intentes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *