Uñas de porcelana

Uñas de porcelana 4

Sí, lo que está de moda ahora es llevar las uñas de gel, pero no olvidemos que las uñas de porcelana han salvado a muchas mujeres de muchos acontecimientos especiales desde hace años. Actualmente, la sociedad se mueve por la estética, y evitando temas de si es justo o no, cada día son más las mujeres que se suman a la tendencia de llevar las manos cuidadas y con una manicura perfecta. Es por esta razón por la que os traemos el artículo de hoy sobre uñas de porcelana, cómo ponerlas, cómo quitarlas y también las ventajas e inconvenientes que presenta este tipo de manicura. Aquí todo sobre tus uñas porcelana.

Motivos para elegir uñas de porcelana

Las uñas de porcelana han sido siempre las más populares hasta que llegaron las uñas de gel o las uñas acrílicas. Las de porcelana están hechas a base de fibra de vidrio, lo que hace que sea un tipo de uña mucho más frágil debido a que son más finas que los demás tipos de manicura (gel y acrílica).

Para las uñas de porcelana normalmente necesitamos un molde, el cuál se coloca en el borde de la uña natural para darle forma o con ‘tips’. Al igual que ocurre con las uñas de gel, en cualquiera de los dos casos, este tipo de uña postiza, se sitúa sobre nuestra uña natural, por lo que crece al mismo tiempo que esta, necesitando así un mantenimiento relativamente constante para ir rellenando los huecos que se crean por el crecimiento de la uña.

Ventajas e inconvenientes de ponerse uñas de porcelana

Uñas de porcelana3

Si tus uñas son quebradizas la mejor opción de las que dispones es sin duda las uñas de porcelana. La dureza de estas uñas es mayor y por tanto conseguirás un resultado más resistente.

Un inconveniente sin duda es que las uñas de porcelana no dejan respirar correctamente a la uña.

Son un poco más caras que las de gel y su colocación también es algo más difícil en comparación a estas últimas. La decoración, en cambio, supone una clara ventaja para las de porcelana ya que permite un mayor abanico de posibilidades técnicas que las de gel.

A la hora de eliminar las uñas postizas, las de porcelana ganan la batalla a las de gel. Deshacerse de este último tipo resulta más sencillo y menos arriesgado para tu uña natural, ya que el despegado es más rápido y la superficie de nuestra uña natural no se ve tan dañada.

Decoración de las uñas de porcelana

La manicura francesa es la decoración más usada de las uñas de porcelana. Sin embargo, éstas no quedan exentas de la moda del ‘nail art’. Decorar sólo una uña o todas ellas depende de tu gusto personal y de tus preferencias, de si tienes previsto algún acontecimiento especial, como una boda o una fiesta en la que ya sepas cuál va a ser el ‘outfit’ que lleves ese día puesto y de lo atrevida que seas. Cada uno elige el diseño que más se ajusta a su personalidad, pero también depende mucho del profesional que las haga.

La decoración de las uñas de porcelana depende también en gran medida de la destreza del profesional que las realice. Pueden hacerse a mano alzada o con modelos predeterminados. Asimismo, se suelen utilizar también aerógrafos para aplicar plantillas de dibujos con figuras predeterminadas.

A continuación te dejamos con unas imágenes de uñas de porcelana decoradas:

Uñas de porcelana 2

Uñas de porcelana

Hazte tu propia manicura con uñas de porcelana

No sólo las uñas de gel puedes hacértelas tú misma. También las uñas de porcelana puedes realizarlas tú misma en casa aunque sean algo más complicadas que las de gel. Lo más aconsejable es que acudas a un profesional para que el resultado sea óptimo y profesional, pero sino puedes, sea por la razón que sea, no te preocupes, te explicamos paso a paso como se aplican las uñas de porcelana.

Tanto si optas por realizarte tu misma la aplicación como si acudes a un centro de belleza, el primer paso es limar la superficie de la uña, retirar la cutícula y limpiar la uña en profundidad. A continuación se abren distintas posibilidades: uñas prefabricadas, utilizar un molde para toda la uña o tips para la parte superior de la misma. Esta última opción es la más recomendable si optas por el DIY y quieres que la ‘sonrisa’ quede perfecta (la sonrisa en uñas de porcelana es lo que se conoce como la media luna). En el caso de los moldes, se debe elegir el que mejor se adapte a cada uña.

Uñas de porcelana 5

La parte realmente complicada del proceso llega con la colocación de la porcelana. El método de aplicación del acrílico se basa en realizar una pequeña bola del material, ubicarlo en el centro de la uña y distribuirlo por la superficie de la misma. La porcelana blanca se sitúa en la parte superior de la uña dibujando la ‘sonrisa’ y la rosada en la más cercana a la cutícula sin llegar a tocarla.

Es importante que el grosor de las dos partes sea homogéneo y no queden bultos en ningún lado de la misma, por lo que se pulirá y limará la superficie de la uña tras el proceso para dotar a la uña de un aspecto más natural. Una vez lista la uña de porcelana sólo resta limarla para darle la forma final deseada y decorarla a tu gusto. En decoración y diseño de uñas, como hemos visto anteriormente, no hay medidas, deja volar tu imaginación y crea aquel diseño que más se adecue a tus gustos y preferencias.

Ahora el trabajo, las tareas diarias y el estrés no impedirán que lleves unas uñas bonitas y una manicura perfecta. Lucir unas manos cuidadas puede convertirse en nuestra mejor carta de presentación y supone un plus de belleza y feminidad. Tus uñas de porcelana pueden llegar a durar hasta seis meses pero requieren un mantenimiento periódico, cada dos o tres semanas en función de cada persona y de lo rápido que crezcan tus uñas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *