Un recogido de novia que puedes hacer tú misma

Recogido bajo para novia

Porque sabemos que el presupuesto para una boda se nos queda un poco justo y es que, si vamos sumando cada parte de la misma, es un gasto bastante elevado. Es por ello que hoy os proponemos economizar un poco haciendo tu propio recogido de novia. Aunque no sea lo más común, siempre podemos probar lo manitas que somos.

Hoy en día se lleva un estilo sencillo para las novias y con ese efecto despeinado que no es complicado de conseguir. Eso sí, nunca está de más que alguien te eche una mano por si no queda como esperabas. Un recogido paso a paso que, si no te atreve para tu boda, quizás sí para una fiesta veraniega, ¿o no?.

Es un peinado que se adaptará a todos los eventos porque cuenta con ese aire juvenil y moderno que nos encanta. Es perfecto si cuentas con media melena o pelo largo. Lo primero que tenemos que hacer es peinar el cabello hacia atrás, eso sí, siempre puedes dejar unos mechones delanteros o en su defecto, el flequillo. Si cuentas con el pelo muy largo y liso, lo mejor es ondularlo un poco antes.

De esta manera será más manejable y el resultado obtendrá más volumen. Comenzaremos por los laterales, donde tomaremos un amplio mechón que, dejando el cabello un poco flojo, iremos enroscando sobre sí mismo y ajustaremos con horquillas. Haremos lo mismo en el otro lado de la cabeza. Ahora entre ambos mechones que ya tenemos enroscados, nos queda la melena propiamente dicha.

Pues tenemos que ir recogiéndola, ya que la separararemos en dos nuevos mechones y haremos una especie de bucle con los dedos y los iremos ajustando con horquillas, uno a uno. De esta manera, ya tenemos un recogido con efecto romántico y perfecto para la boda o para ser la invitada. Ahora solo queda rociar un poco de laca y darle forma a los mechones que has dejado sueltos. Añadimos nuestro tocado y listas para disfrutar del gran día.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *