Ultrasonido durante el embarazo

Ultrasonido durante el embarazoEl ultrasonido es una herramienta fundamental para la evaluación del bebé durante la etapa del embarazo. Realizar o no un ultrasonido durante el primer trimestre del embarazo depende de una serie de factores relacionados con el propio embarazo, incluyendo el riesgo de complicaciones. Un examen de ultrasonido se lleva a cabo para confirmar la viabilidad fetal, es decir, que el feto este vivo o también para determinar su edad gestacional, lo cual también es útil si se desconoce el ultimo periodo de menstruación o se tiene un historial de periodos irregulares.

En la mayoría de los exámenes de ultrasonido se obtiene una imagen deslizando un transductor sobre el abdomen de la mujer embarazada. Debido al pequeño tamaño del feto durante el primer trimestre del embarazo, con frecuencia requiere de utilizar una resolución más alta que se puede conseguir a través de un acercamiento vaginal o incluso mediante una ecografía endovaginal.

Generalmente un ultrasonido en el primer trimestre del embarazo revela un saco gestacional, es decir, la bolsa de agua que contiene el feto, los brazos y piernas desarrollados, así como el saco vitelino, una estructura que proporciona el alimento al feto mientras se desarrolla en la placenta. A partir de las seis semanas de gestación, los latidos del corazón del feto pueden ser visibles a través de una ecografía, incluso se puede determinar si hay fetos múltiples, es decir, gemelos, trillisos, etc.

Como se mencionaba al inicio, el ultrasonido es importante para conocer como es el desarrollo del bebé e incluso para detectar algunas posibles complicaciones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *